El prototipo Sea Drive Concept de Peugeot lleva al mundo de la náutica el concepto i-Cockpit que la marca utiliza para el puesto de conducción de sus coches de calle.

Peugeot Design Lab, el laboratorio de ideas de Peugeot creado en 2012, ha diseñado una embarcación de recreo para Bénéteau, el líder mundial en este sector. El Sea Drive Concept es un prototipo enteramente funcional que combinan dos conceptos innovadores en el diseño del puesto de conducción.

Peugeot i-Cockpit

El i-Cockpit y la tecnología Ship Control para el barco ultraconectado

En el caso de Peugeot, la referencia es el i-Cockpit, que ya se utiliza en más de 4 millones de vehículos de la marca. Se trata de un concepto basado en un volante de pequeño diámetro para asegurar la manejabilidad. Además, permite colocar la pantalla de la instrumentación por encima. Los principales datos quedan así en el campo de visión directa del conductor. Se utiliza en la mayoría de los modelos de Peugeot, y en el caso de la gama SUV se combina con un diseño que combina interruptores a ambos lados del volante con la apariencia similar a la de los mandos de un avión. Estos mandos permiten acceder directamente a las funciones principales del vehículo. La última aplicación es el i-Cockpit amplify del nuevo Peugeot 508.

Peugeot i-Cockpit

En el Sea Drive Concept, el i-Cockpit de Peugeot se combina con la interfaz Ship Control de Bénéteau. Se trata de una tecnología que el fabricante francés integra en sus embarcaciones para que cada miembro de la tripulación pueda acceder a todas las funciones. Esto incluye, desde la iluminación a la climatización, los depósitos de combustible o el régimen de giro de los motores a todos los parámetros de la navegación. Con tablets individuales se puede monitorizar así la velocidad, corrientes, posición, profundidad etc. Como en los automóviles Peugeot, aquí el eje central del sistema también es una pantalla táctil, en este caso de 17 pulgadas.