El grupo de automóviles francés no para. Está cerca de cerrar la compra de Opel y al parecer también la del fabricante de automóviles malayo Proton.

Cuando PSA todavía se encuentra en negociaciones con General Motors para adquirir la mayoría de acciones de la marca Opel, el grupo francés se embarca en una nueva ofensiva de expansión. Al parecer, el fabricante galo estaría negociando con la compañía DRB-Hicom la compra de la marca de automóviles Proton.

PSA compra Proton

Según el diario The Star, el fabricante chino Geely y el grupo PSA están interesado en adquirir la marca de coches malaya Proton. Ambas compañía están interesadas en la adquisición del 51 por ciento de Proton, aunque Geely podría más cerca de comprar el fabricante británico Lotus.

El grupo PSA y Geely fueron los dos únicos fabricantes de automóviles que presentaron ofertas para convertirse en el nuevo socio estratégico de Proton. PSA está listo para invertir una buena cantidad de dinero en Proton y construir una nueva planta en Tanjung Malim, Perak (Malasia). El grupo francés ha presentado la mejor propuesta para rescatar y expandir la operación de Proton en la ASEAN (La Asociación de Naciones del Sudeste Asiático).

PSA compra Proton

Todo apunta a que PSA será quien se lleve el gato al agua en esta pugna, ya que el fabricante chino no está interesado directamente en la adquisición de Proton, sino de Lotus. “Geely no necesita Proton. El fabricante chino únicamente quiere Proton debido a la tecnología que incorporan los coches Lotus. Mientras que PSA, que es fuerte en el segmento SUV, no está interesado en Lotus” afirma una fuente desconocida en una entrevista con el diario The Star.

La posible compra de Proton permitiría al fabricante francés un mayor aprovechamiento del mercado oriental, donde actualmente no ofrece una gran cantidad y variedad de modelos. Este acuerdo también resultaría beneficioso para Proton, ya que sería respaldado por el segundo grupo de automóviles más grande de Europa; el fabricante malayo ha sufrido numerosas trabas financieras en los últimos años.

La opción de que Lotus y Proton se dividan lleva siendo contemplada desde 2011.  Ahora, su separación parece más cercana que nunca.