El superdeportivo Devel Sixteen de 5000 CV, es un proyecto ubicado en Dubai que parece estar más cerca del olvido que de su consecución real. Paolo Garella, uno de los ingenieros principales del proyecto, ha abandonado recientemente esta iniciativa.

La increíble idea de crear un superdeportivo de 5000 CV llamado Devel Sixteen, parecía se convertiría en algo real, y más si tenemos en cuenta que la ubicación del proyecto se encuentra en Dubai, uno de los sitios donde más dinero se genera en la venta de vehículos de primerísima gama.

Devel Sixteen, el superdeportivo de 5000 CV

De fuentes que parecen ser fiables, nos llega la noticia de que Paolo Garella, uno de los principales ingenieros del proyecto, ha decidido abandonar esta iniciativa. Uno de los problemas reside en el ambicioso motor V16, para el cual, no se encuentra una solución viable de refrigeración, que podría desembocar en un sobrecalentamiento que podría acabar con el propio motor y resultar altamente peligroso.

Poca gente sabe que llevar a cabo un modelo en base a un prototipo, es una de las fases más duras y costosas en el desarrollo de la automoción. Una cosa es dibujar el coche en nuestro cerebro y expresarlo en un programa de diseño, y otra muy distinta hacer que la idea se convierta en realidad y que además sea una opción viable.

El precioso y futurista modelo pudo verse en más de un show, y era difícil pensar cómo se podría alojar un motor de 5.000 CV en tan poco espacio, aunque parece que ahora nuestras sospechas están cobrando fuerza.

Devel Sixteen, el superdeportivo de 5000 CV

Existen firmas que serían capaces de llegar a realizar una obra de ingeniería tan exigente como esta en Dubai, sin ir más lejos se podría contar con la experiencia y prestigio de Dubai´s W Motors los cuales usaron Rimac para el Hypersport o el Magna con su producción más reciente “Fenryr”.

La compañía de Paolo Gallera se dedica ahora a la construcción de modernos y lujosos Lancias Stratoses basados en Ferraris.

El sueño de Dubai de crear el Devel Sixteen de 320 mph no podrá contar más con la inestimable experiencia de los Garella. Según ha confirmado la fuente, el Devel Sixteen tiene una larga lista de problemas que han acabado por desembocar en un “quiero y no puedo”.

Parece que entre los problemas de refrigeración para el uso diario en carreteras legales, y las excesivas ambiciones del proyecto, supondrán un punto y final por el momento para esta maravilla de la automoción que sencillamente, y aunque pueda resultar algo vergonzoso de reconocer por los ingenieros, no cuenta con la tecnología necesaria para su desarrollo en el día de hoy.