El conductor de este Tesla Model S detuvo con su propio coche al Volkswagen Passat de un hombre que había sufrido un infarto.

El conductor de 41 años, Manfred Kick,  circulaba por la autopista con su modelo eléctrico cuando de repente observó a un Volkswagen Passat realizar una serie de maniobras extrañas. Kick se puso a la altura del vehículo alemán y descubrió que su conductor había perdido el conocimiento. Inmediatamente después, el conductor del coche eléctrico aceleró para situarse en frente del Volkswagen y frenó progresivamente permitiendo que el vehículo sin rumbo se apoyase en su parachoques trasero para finalmente detenerlo por completo.

Cuando las asistencias sanitarias llegaron al lugar del incidente, se determinó que el conductor del Volkswagen había sufrido un ataque cardiovascular mientras conducía y que gracias a la inmediata reacción de Kick el hombre de 47 años de edad puso salvar la vida.

Tras conocer la noticia, Elon Musk, director ejecutivo de Tesla, afirmó vía twitter que las reparaciones del Tesla Model S serán llevadas a cabo por el fabricante y de forma totalmente gratuita para Kick, el héroe del día.