Es cierto que hay veces que pese a ir completamente concentrado mientras se conduce, aparecen situaciones que no se pueden evitar. Al fin y al cabo somos humanos. El conductor de este Lexus, sin embargo, demuestra que todo es posible…

Los errores al volante son a veces inevitables. El control total de nuestro cerebro o la reacción a nuestras respuestas físicas no son perfectas. Una de las pocas cosas que se pueden hacer en este tipo de situación es intentar mantener la calma y actuar con la cabeza fría.

Hoy nos llega un vídeo de un conductor de un Lexus RX que parecía estar de todo menos concentrado. No sabemos si sus sentimientos tomaron el control de sus acciones, lo que sí que sabemos es la surrealista cantidad de errores en cadena que cometió.

Como podemos ver en las imágenes, primero, el conductor del Lexus se olvida de usar los retrovisores invadiendo el carril de se derecha a punto a chocar con otros vehículo.

Acto seguido, se salta un semáforo en rojo en una intersección casi chocando con los coches que transitaban por ella. Por si fuera poco, al intentar arreglar su error, da marcha atrás sin darse cuenta de que pasaba un peatón para casi producir otra desgracia, si no hubiera sido gracias a la pericia del propio peatón.

3 Accidentes seguidos Lexus Surresalista

Destacar los reflejos de este último, que en caso de haber estado mirando su smartphone (algo muy común estos días), habría sufrido un impacto directo que podría haber resultado trágico. Con esto se demuestra que un paso de cebra no es el lugar seguro que aparenta, hay que estar atentos.

Sólo queda preguntarse, ¿cómo ha pasado todo esto?. En este caso, no puedo daros una explicación razonable, ya que es tristemente cómico y surrealista. Lo único que se puede sacar como conclusión es que el conductor debía estar muy nervioso por las múltiples situaciones de peligro y se dejó llevar por sus sentimientos en vez de actuar con la cabeza.

3 Accidentes seguidos Lexus Surresalista

En cualquier caso, lo que hay que destacar por encima de todo es que milagrosamente, se evitaron los accidentes y nadie salió herido. Eso sí, después de esto, no creo que este conductor vuelva a realizar temeridades al menos durante un tiempo…