Tras los test de invierno en Suecia y las pruebas en Nürburgring, el nuevo BMW Serie 8 Coupé pasa por la fase final de validación antes de su lanzamiento al mercado este mismo año.

Ya está prácticamente todo listo para que BMW ponga en el mercado el nuevo BMW Serie 8 Coupé. Tras las primeras fases de pruebas invernales en Arjeplog (Suecia), el exigente test que supone Nürburgring, y los kilómetros realizados en el centro de pruebas de BMW en Miramas, al sur de Francia, el escenario de los últimos test de validación se están llevando en Gales.

BMW Serie 8 Coupe

Con su pintura de camuflaje, BMW se está dedicando aquí a comprobar el correcto funcionamiento de todos los sistemas del tren de rodaje, y su respuesta ante el poderoso motor V8. Con el mismo peso que en su predecesor, el motor aumenta su potencia en 68 CV, para alcanzar los 530 CV, con un par máximo de 750 Nm a solo 1.800 rpm.

BMW Serie 8 Coupe

BMW quiere que su nuevo BMW M850i xDrive Coupé ofrezca el placer de un Gran Turismo cuando se circula de forma tranquila, y el máximo dinamismo cuando el conductor elige los modos de conducción Sport y Sport+. Para ello, el BMW M850i xDrive cuenta con una nueva amortiguación pilotada y con la tracción total xDrive estrenada en el nuevo BMW M5, que recientemente batió un récord Guinnes al derrapar durante 378 km seguidos.

BMW Serie 8 Coupe

A estos sistemas hay que añadir la dirección integral activa y el control antibalanceo activo. En BMW afirman que el Serie 8 Coupé utilizará exclusivamente neumáticos mixtos, para coordinar mejor el potencial del control activo de la suspensión, aunque no da más detalles al respecto.