BMW i8 Roadster

El BMW i8 se despide este mismo verano, y es que su producción se cesará para dejar paso a la nueva generación de eléctricos de la marca

Ya han pasado nada menos que seis años desde que conocimos por primera vez al BMW i8. Este modelo logró sorprender a todo el mundo por un buen número de razones, y es que unos años después podemos afirmar que fue un adelantado a su tiempo.

El BMW i8 era un auténtico extraño, y no por su espectacular diseño aerodinámico, sino por el tipo de tren motriz que tenía. Acoplado en su estructura, contaba con un sistema de propulsión híbrido enchufable, ese que ahora es tan común pero que hace seis años prácticamente no existía en el mercado.

Por lo tanto, podemos decir que este modelo fue el pionero en este aspecto además de un incomprendido. Probablemente, la sociedad no estaba preparada para entender un híbrido enchufable, por lo que si se hubiera lanzado unos años después, habría gozado de un mayor éxito.BMW i8 Roadster

El BMW i8 es un híbrido enchufable con 374 CV

El BMW i8 cuenta con un tren motriz híbrido enchufable que, por tanto, tiene dos motorizaciones: un motor de combustión y otro eléctrico. El primero es un propulsor de tres cilindros turboalimentado y 1.5 litros que desarrollaba 231 CV de potencia. Este iba montado en disposición central y se encargaba de propulsar las ruedas traseras, mientras que del tren delantero se ocupaba el motor eléctrico cuya potencia era de 105 kW, es decir, 143 CV.

Para alimentar al motor eléctrico,  el BMW i8 cuenta con una batería con una capacidad de 11,6 kWh, por lo que gracias a esta tiene una autonomía eléctrica de 50 kilómetros según el ciclo WLTP. Con esta cifra, consigue las ventajas de la Etiqueta 0 de la DGT.

Por lo tanto, la potencia total era de 374 CV capaces de desarrollar 320 Nm de par motor. Este es capaz de ofrecer unas prestaciones dignas de un deportivo de raza, por lo que hace el 0 a 100 km/h en 4,4 segundos y alcanza una velocidad máxima de 250 km/h, todo ello con un consumo combinado de 2,1 l/100 km según el ciclo WLTP.

Su chasis también fue completamente innovador en su momento, y es que estaba fabricado completamente en polímero reforzado de fibra de carbono (CFRP), y es que había que compensar el peso adicional de la batería de su sistema eléctrico. Con todo esto, declaraba un peso sobre la báscula de 1.610 kilos, por lo que aun así no es precisamente un “peso pluma”.BMW i8 Roadster

Tendremos que decirle adiós en verano

Pues bien, parece que ha llegado el momento de despedirse del BMW i8, y es que todo indica que su vida comercial está a punto de cerrarse, aunque su letargo se extenderá hasta verano. Los rumores acerca de esta desaparición han sido numerosos, por lo que hace poco menos de un año os contábamos que había posibilidades de que su sucesor fuera completamente eléctrico.

Unos meses después parece que no tendrá sustituto inmediato, y es que dentro de los planes electrificados de la marca no hay cabida para un futuro BMW i8. Esto no significa que no vaya a tener un sucesor en los próximos años, por lo que podría volver a salir a la palestra el BMW Vision M Next, el que podría ser el próximo eléctrico deportivo de la marca.

Carrocería
Puertas
Maletero (l.)
Coupé, Roadster3, 2154
Consumo Medio (l/100km)
Potencia (CV)
CO2 (g/Km.)
0,0 - 2,1231 - 37442 - 46

Ver todas las versiones del BMW i8 (145.226€ - 161.950€)