El sistema de conducción autónoma de Tesla, Autopilot, ha protagonizado una escena que pone de manifiesto su gran aportación para la seguridad vial.

El Autopilot de Tesla ha sido muchas veces noticia por sufrir algún tipo de fallo técnico que ha provocado accidentes, pero ¿qué ocurre cuando el sistema evita una colisión in extremis?¿Se le da la misma importancia a los éxitos de la tecnología que a los fallos de la misma? Desgraciadamente no, pero seguramente el siguiente video abrirá los ojos a mucha gente.

El sistema Autopilot de Tesla incorpora varias funciones para evitar colisiones contra otros coches, entre ellas se encuentra la prevención de impactos laterales, una función que alerta al conductor del riesgo de colisión y que incluso puede frenar el coche y desviarlo a otro carril si considera que es seguro hacerlo. Eso es precisamente lo que ocurre en el siguiente video donde el Autopilot de un Tesla Model 3 toma el control del coche para evitar colisionar contra otro coche que invade su carril. Ante la irrupción del coche, el Tesla Model 3 se desplaza al carril contiguo que en esos momentos estaba vacío. La secuencia fue grabada al completo por la dashcam del vehículo. El conductor asegura que tomo el control del coche a partir del sonido del claxon, no antes.

Estas eran las declaraciones del conductor del Tesla Model 3 tras publicar la escena en redes sociales:

“Cerca de tener un accidente en la autopista cuando un idiota iba de lado a lado por la calzada e invadió nuestro carril. En nuestro coche viajaba un niño y el otro coche no nos rozó de milagro. El sistema Autopilot tomó las riendas durante unos segundos y movió el coche al carril contiguo para evitar el accidente. Supongo que detectó que por dicho carril no venía ningún coche. Después tome el control del coche para volver al carril por delante de ese idiota. Tened cuidado en la autopista y siempre estad alerta, incluso cuando esté activo el sistema Autopilot”.