Combustibles Alternativos Bosch

El nuevo combustible se denomina E10 y tiene un 10% de gasolina. ¿Conseguirá sustituir al denominado como E5? Tendremos que esperar para verlo.

El nuevo combustible que está llegando a las gasolineras se denomina E10 y tiene numerosos beneficios para los automóviles. Cabe destacar que el Gobierno también pretende que se utilice este tipo de combustible en vez de los habituales y es que desde el Ministerio de Transición Ecológica se pretende «dar pasos hacia delante para que el consumo de combustible sea cada vez menos dañino para el medio ambiente».

Esta medida llega cuando los fabricantes de automóviles están subiendo sus apuestas para incrementar sus gamas electrificadas. ¿Tiene sentido?

¿Qué características tiene el nuevo combustible denominado E10?

Este tipo de carburante es algo diferente al que habitualmente encontramos en las estaciones de servicio. El carburante etiquetado como E10 cuenta con un mayor porcentaje de etanol, mientras que el E5 lleva un 5% de gasolina, el nuevo está creado con un 10%. En lenguaje coloquial, estos tantos por ciento quieren decir que el nuevo combustible es capaz de hacer que los vehículos expulsen menos gases contaminantes a la atmósfera.

No todo es bueno y es que este combustible tiene una contraprestación: no todos los vehículos pueden utilizarlo. Los automóviles anteriores al año 2000 no soportan el nuevo combustible denominado E10 y su uso puede conllevar ciertas averías. Ahora, las cartas están sobre la mesa de las petroleras ya que estas serán quienes decidan si se abandona la producción de combustible E5 o si se permite la convivencia de ambos; E5 y E10.

Cabe destacar que el Ministerio de Transición Ecológica ha creado en su página web un apartado en el que los conductores podrán conocer si su coche puede repostar el nuevo tipo de combustible. Así se podrán evitar males mayores y posibles confusiones a la hora de repostar. Comprueba aquí si tu coche puede circular correctamente con E10.

Combustibles Alternativos Bosch1

Tal y como asegura el propio Ministerio de Transición Ecológica en su página web, «en cumplimento con la normativa europea, con el objetivo de aumentar la tasa de combustibles renovables en el transporte, a partir del 1 de enero se produce un cambio normativo que pone en manos de las empresas la decisión de elegir los combustibles que ofrecen en sus estaciones de servicio. Este cambio se enmarca en la siguiente normativa»:

«Hasta el 31 de diciembre de 2019, de acuerdo con lo previsto en la Orden TEC/1367/2018, de 20 de diciembre, por la que se establecen los peajes y cánones asociados al acceso de terceros a las instalaciones gasistas y la retribución de las actividades reguladas para el año 2019, deben estar disponibles en todas las instalaciones de suministro de gasolinas con un contenido máximo de oxígeno de 2,7% en masa y un contenido máximo de etanol de 5% en volumen, siendo las de menor índice de octano. A partir del 1 de enero de 2020 desaparece esta restricción, por lo que las empresas serán las responsables de los suministros que decidan efectuar libremente».