Todas las versiones GTI de Volkswagen se enfrentan en esta interesante drag race.

Cuando hablamos de aceleración en línea recta, apostar por el coche con más caballos bajo el capó suele ser el la opción más lógica. Sin embargo, el elemento humano también debe tenerse en cuenta, y eso incluye tanto los tiempos de reacción del conductor como la rapidez en el cambio de marcha. Pero, seamos realistas, a día de hoy tratar de cambiar de marchas más rápido que una transmisión automática moderna es una quimera. ¿Qué tiene todo esto que ver con la interesante drag race que anunciábamos en el titular? Hablamos de una carrera entre las versiones más icónicas de Volkswagen, las variantes GTI: Polo GTI, Golf GTI Performance, Golf Clubsport S y Up! GTI. La diferencia de potencia entre estos modelos es de unos 80 CV a favor del Golf Clubsport S, pero ¿se traduce esa diferencia en el resultado final de la carrera? Sólo hay una manera de averiguarlo…

Como hemos dicho, el Volkswagen Golf Cubsport S es el más rápido de la clase con sus 310 CV de potencia, le sigue el Golf GTI Performance con 245 CV y una transmisión automática de doble embrague. Tras ellos, se encuentran el Polo GTI con un motor 2.0 TSI que produce 200 CV y 320 Nm de par motor. El último de esta batalla es el juguetón VW Up! GTI, con sus modestos 115 CV y 200 Nm.

La mejor parte de esta carrera es sin duda el desenlace final entre el Golf GTi performance y su hermano mayor (Clubsport S). A pesar de contar con 65 CV más bajo el capó, el Clubsport S incorpora una caja de cambios manual, mientras que el GTI Performance incluye una transmisión automática DSG de doble embrague con  sistema Launch Control (permite realizar salidas más rápidas, al optimizar al máximo la tracción cuando salimos desde parado). Gracias a estos dos elementos, el Golf GTI Performance es capaz de vencer en el ¼ de milla al todopoderoso Golf Clubsport S. Los más puristas no estarán muy contentos con este desenlace, pero queda patente la gran ventaja que ofrece una transmisión automática de doble embrague frente a una manual en lo que a rapidez de reacciones se refiere.