Con una carrocería SUV de estilo coupé, el DSFK IX5 es un SUV de origen chino que está disponible en España con motor 1.5 Turbo de 150 CV desde 26.400 euros, y que también puedes comprar con GLP y etiqueta ECO.

Hace poco hablábamos de la ofensiva de modelos del Grupo Invicta, con los SUV chinos con GLP, entre los que se encuentran el DFSK 580 y el IX5. El primero ya se comercializa e incluso hemos tenido ocasión de probarlo. Aquí puedes leer la prueba del DFSK 580 GLP. Ahora toca hablar más al detalle del nuevo DFSK IX5, un SUV con estética coupé que, por diseño y una carga tecnológica, quiere quitarse la etiqueta de “coche chino”.

¿El mejor SUV chino del momento?

Al menos por lo que ya conocemos del DFSK 580, y viendo las imágenes y las características del nuevo DFSK IX5, podemos aventurarnos a asegurar que estamos ante el mejor SUV procedente de china. Claro que tampoco hay mucho donde elegir, por el momento. Otra cosa es que asociemos chino a barato. No es el caso.

Ojo con confundirnos, porque este IX5 no es un coche “low-cost”, y compite en precio con modelos SUV europeos, coreanos o japoneses como pueden ser un Nissan Qashqai, un Seat Ateca, un Kia Sportage… La baza en este caso es jugar con la relación entre precio y equipamiento. Y entonces el IX5 sí puede empezar a sacar algo de pecho.

Para ponernos en situación: con los 2.000 euros de campaña en vigor, la versión de acceso, el DFSK IX5 Classic 110, tiene un precio desde 26.500 euros. Y te llevas un SUV de 4,7 metros de largo con un diseño exterior e interior que pasaría por un modelo europeo, japonés o coreano, un moderno motor 1.5 Turbo de gasolina con 150 CV y posibilidad de GLP (que yo casi tildaría de obligatorio), cambio automático y un completo equipamiento.

Un equipamiento de lo más completo

Aquí está una de las claves de este SUV chino, en lo que te da y lo que te llevas a cambio. Ya hemos dicho que no es un coche “low-cost”. No renuncia a detalles de equipamiento de seguridad, multimedia y confort propios de coches de gama alta. Lo interesante es la relación entre valor y precio.

En su versión de acceso ya tiene faros full LED, apertura eléctrica del maletero desde el propio mando o incluso mediante control por gestos (pasando el pie por debajo del paragolpes) o con el sistema de control por voz (que reconoce órdenes vocales de lenguaje natural), techo panorámico… Sin dejar a un lado la instrumentación completamente digital con pantalla de 10,25” y tres tipos de visualización, la carga inalámbrica para el smartphone, el equipo de audio con la firma de Pionner y la doble pantalla táctil en el salpicadero.

En el habitáculo, los asientos están tapizados en cuero, cuentan con calefacción y reglajes eléctricos en la parte delantera. Detrás, el respaldo de los asientos es regulable en inclinación. En su posición más vertical permiten que el maletero alcance 380 litros de capacidad, una cifra por debajo de la media en coches de este tamaño. Abatiendo los respaldos se amplía hasta los 1.420 litros.

Habrá que esperar a conducirlo. Ya te adelantamos que, tras probar el DFSK 580, probablemente lo único que echaremos en falta, más en este caso al tratarse de un SUV con un enfoque algo más deportivo, sería un cambio automático que no filtrase tanto la respuesta del motor como lo hace el CVT de variador continuo.

Pero hasta la llegada de la futura versión más potente, con 174 CV, este 1.5 Turbo puede ser un buen punto de inicio para que el DFSK iX5 se abra hueco y asome en un segmento tan competitivo.

Eso sí, te recomendamos 100% que optes por la transformación a GLP que ofrece DFSK. Primero, para contar con las ventajas de la etiqueta ECO. Pero también porque la combinación del motor de gasolina y el cambio CVT no es precisamente la mejor de cara al consumo de combustible. Y menos en un SUV de este tipo.

A señalar que la garantía que ofrece la marca es de 4 años, ampliable hasta 7.

Galería de imágenes DFSK IX5