El DS7 Crossback E-Tense es el nuevo híbrido enchufable de la firma gala y promete refinamiento, potencia y una gran autonomía eléctrica

Hace unos meses pudimos probar el DS7 Crossback PureTech 225, donde valoramos si realmente era una alternativa al segmento premium. La firma más selecta del Grupo PSA ha lanzado ahora la versión híbrida enchufable, por lo que ya tenemos otro integrante más a este cada vez más amplio segmento.

Su nombre es DS7 Crossback E-Tense y viene con una interesante carta de presentación: 300 caballos, tracción integral, 58 kilómetros de autonomía eléctrica y un consumo medio de 1,3 litros a los 100 km/h según el ciclo WLTP. Por supuesto, con estas credenciales cuenta con todas las ventajas de tener la Etiqueta 0 de la DGT.

300 caballos y 58 kilómetros de autonomía eléctrica

El tren motriz del DS7 Crossback E-Tense tiene tres actores principales: el motor térmico PureTech de 200 caballos y un motor eléctrico en cada eje, de 110 caballos en el delantero y de 112 caballos en el trasero. En el momento en el que este trío trabaja en conjunto, la potencia combinada es de 300 caballos y ofrece 520 Nm de par.

Para domar este interesante caballaje, el DS7 Crossback e-Tense cuenta con la transmisión automática EAT8 que ya pudimos probar en el Peugeot 5008 PureTech 130. Con todo esto, es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en tan sólo 6,1 segundos.

El nuevo PHEV de DS da al conductor la posibilidad de elegir tres modos de conducción para optimizar el par dependiendo de cada momento: híbrido, sport y 4×4. Además, ofrece la opción de funcionar en modo “cero emisiones”, con el que puede hacer 58 kilómetros gracias a su paquete de baterías de 13,2 kWh y alcanzar los 135 km/h.

En cuanto a los tiempos de recarga, el DS7 Crossback E-Tense puede cargar sus baterías del 0 al 100% en dos horas en caso de enchufarlo a una terminal con 32A de potencia. Además, la capacidad de estas puede aumentar mediante el sistema de regeneración disponible que aprovecha las frenadas y las inercias.

El DS7 Crossback E-Tense mantiene su habitabilidad y refinamiento y mejora su tecnología

Una de las grandes ventajas del SUV galo es que no pierde habitabilidad respecto a las variantes convencionales. Lo que sí cambian son los materiales elegidos en su habitáculo, donde podemos encontrar recubrimientos de buena factura como la Alcantara, el cuero granulado o el cuero Nappa.

Además, sigue contando con una de las señas de identidad de la firma, el rematado con costuras en tono perlado. Para rematar el conjunto, la paleta de colores se ha ampliado, por lo que el DS7 Crossback E-Tense estrena una nueva pintura denominada Crystal Pearl y un nuevo interior cuyo nombre es DS Rivoli Gris Galet.

El cargamento tecnológico no se queda reducido a los modos de propulsión. Por ello, podemos encontrar elementos de equipamiento disponibles como el DS Connected Pilot con conducción autónoma de nivel 2, la nueva amortiguación pilotada DS Active Scan Suspension, el asistente de aparcamiento DS Park Pilot o el paquete DS Pack Safety, con un buen número de dispositivos de ayuda a la conducción.

El precio del DS7 Crossback e-Tense parte de los 49.900 euros y, según las opciones elegidas, puede elevarse hasta los 54.750 euros. Tendremos que ver qué respuesta tiene en el mercado, aunque podemos decir que tiene al enemigo en casa, y es que modelos como el Peugeot 3008 GT Hybrid 4 o el Opel Grandland X Hybrid 4 se lo van a poner muy complicado.