DS presenta el DS 9, una berlina de lujo que comparte plataforma con el Peugeot 508, y que estará a la venta tras el verano con motores E-Tense híbridos enchufables.

DS ya tiene un crossover pequeño, el DS 3 Crossback. Y un SUV grande, el DS 7 Crossback. Ahora, la marca del Grupo PSA especializada en versiones que se caracterizan por un toque distintivo para competir con los vehículos premium presenta su primera berlina, el DS 9. Su llegada a los concesionarios está prevista para después del verano.

Plataforma modular y versiones híbridas enchufables E-Tense

Como era de esperar, el DS 9 está fabricado sobre la plataforma modular del grupo denominada EMP2. Exacto, la misma que utiliza el Peugeot 508, sin ir más lejos. Aquí, con una distancia entre ejes alargada, la berlina de tres volúmenes se va hasta los 4,93 metros de longitud, con 1,85 metros de anchura. Su aspecto es imponente, aunque es necesario tener memoria y ponerle imaginación para ver en el diseño el guiño al mítico DS de mediados de los años 50, como menciona la marca.

También se mencionan reminiscencias de los vehículos que diseñaban los grandes carroceros franceses, reflejadas en la forma de sable de las líneas laterales de los faros. En cualquier caso, el efecto es de estar ante un coche muy fluido. Nos quedamos con dos características que llaman la atención: las manetas de las puertas prácticamente integradas y la posibilidad de combinar el techo en un color diferente al de la carrocería.

DS 9 E-Tense: híbrido enchufable con potencias de hasta 360 CV

Como sucede en el resto de la gama, el DS 9 tendrá también versiones con motor térmico. En concreto, un gasolina de la familia PureTech con 225 CV.

Pero de salida, el DS 9 se anuncia en versión E-Tense híbrida enchufable, que contará con la etiqueta CERO de la DGT gracias a su autonomía de entre 40 y 50 km según el ciclo WLTP. La consigue gracias a la batería de 11,9 kWh y a un motor eléctrico de 110 CV y 320 Nm, que acompaña al motor 1.6 Turbo de gasolina para ofrecer una potencia de sistema de 225 CV.

Este sistema de propulsión híbrida es el que ya se ha presentado en otros modelos del grupo, como las versiones híbridas del Opel Grandland X o el Peugeot 5008, entre otros.

Más adelante también habrá versiones de mayor potencia, con el DS 9 tope de gama, que tendrá 360 CV y tracción a las cuatro ruedas, así como un E-Tense híbrido de 250 CV.

Lujo y personalización

Entre los elementos destinados a convertir los viajes en el DS 9 una experiencia diferente a lo que ofrecen sus principales rivales se encuentra la suspensión DS Active Scan. Se trata de una sistema de suspensión neumática que cuenta con la particularidad de que es capaz de escanear la carretera para detectar los baches y ajustar la amortiguación en consecuencia.

También incluye el sistema DS Drive Assist que ya incorpora el DS 7 Crossback. Se trata de un control de crucero activo que también posiciona al vehículo en el carril actuando sobre la dirección, lo que mejora el confort de marcha en situaciones de tráfico denso. Funciona desde 30 km/h hasta 180 km/h, pero requiere la supervisión del conductor. Es, por lo tanto, un sistema de conducción autónoma que podemos calificar de nivel 2.

Otros sistemas de asistencia son el de visión nocturna (DS Night Vision), el de alerta por fatiga mediante cámara de vídeo y cámara de infrarrojos en el volante, los faros LED activos o el DS Smart Acces, que permite olvidarnos de la clásica llave y utilizar un smartphone para desbloquear el vehículo.

Las líneas «Inspirations DS» permiten personalizar el interior con toda una gama de posibles tapicerías de piel, Alcantara y tonos para el interior, en el que los pasajeros podrán disfrutar de la alta fidelidad gracias al equipo de audio FOCAL Electra, desarrollado para el DS 9.