DriiveMe ofrece disponer de un coche sin necesidad del compromiso que implica ser dueño de uno

Con plataformas como DriiveMe contar con un coche en un lugar y en un momento concreto, exige mucho menos de lo que costaría siendo su dueño. Hasta hace muy pocos años, para tener un coche disponible siempre que se necesitara parecía ir de la mano a la obligación de ser dueño del mismo.

La opción de comprar un automóvil, ya sea nuevo o un coche de segunda mano, es día tras día menos interesante, sobre todo para jóvenes que utilizan esporádicamente un automóvil o, bien, para los que viven un urbes donde aparcar es un lujo, tanto en tiempo invertido como en coste por estacionamiento en vía pública o en garaje privado.

Por eso poco a poco florecen más opciones y empresas que ofrecen flotas de vehículos en alquiler para usarlos según las necesidades del cliente. Coches de alquiler por horas, días, para uso individual, compartido con otros usuarios, ya sea el vehículo propio o ajeno…

DriiveMe apuesta por una fórmula que aúna diferentes características de estos medios de préstamo en una sola, abarcando más opciones a precios muy competitivos.

¿Cómo funciona DriiveMe?

El quid del funcionamiento de DriiveMe es satisfacer las necesidades de sus clientes, ya sean las empresas o los particulares, ofreciendo como oportunidad lo que la otra parte considera una necesidad.

Esto es, DriiveMe recibe las ubicaciones y periodos de estancia de automóviles de empresas de alquiler que necesitan que se devuelvan a sus bases originales. Los usuarios particulares, a través de la página web o de la aplicación para teléfonos móviles, seleccionan el lugar, el vehículo, la fecha y la hora en que recogerán el coche de alquiler.

Dado que este traslado de vuelta a la estación de origen del coche de vehículo de alquiler podría suponer un importante desembolso para la empresa que alquila el coche (gasto por un conductor hasta el punto de recogida y entrega, carburante, peajes…), ofrece que un particular realice ese viaje siempre y cuando se pague como concepto de alquiler por el coche 1 €, pague el combustible utilizado y los posibles peajes que el trayecto tuviera, incluyendo el seguro a todo riesgo, con franquicia, en el precio del servicio.

Alquiler DriiveMe

Además, se puede compartir el viaje con otros usuarios de esta plataforma, lo cual repartiría el gasto de alquiler y de carburante entre los ocupantes, reduciendo hasta una mínima cantidad el importe total del viaje.

El tiempo disponible del coche alquilado abarca 24 horas de uso e incluye pequeños desvíos en el trayecto establecido. Esto favorece la sensación de una cierta libertad en el uso del coche prestado sin agobios cuando se viaja con tiempo suficiente para realizar el traslado.

En caso de que no haya disponibilidad de un coche cuando el usuario lo necesite, puede crear un aviso en su espacio personal y DriiveMe le avisará en caso de que este trayecto se oferte.

Por Europa con DriiveMe

La empresa DriiveMe nació en el año 2012 en Francia y rápidamente  se extendió por el país, ampliando su radio de acción por España y Portugal en 2017.

Actualmente, dado el gran número de empresas de alquiler con las que están asociadas y el gran volumen de coches disponibles, DriiveMe ofrece coches por toda Europa, solo tienes que indicar el punto de inicio, el de llegada y la fecha para comprobar la disponibilidad de un vehículo para ti.