El Honda e y el Volkswagen ID.3 se han convertido en dos coches eléctricos que triunfan antes de salir de al mercado.

Son muchos los fabricantes que se han subido al carro de los coches eléctricos pero hay dos modelos, en concreto, que están levantando pasiones y es que a falta de muchos meses para su llegada al mercado, las reservas no dejan de aumentar.

El primero de los dos modelos eléctricos con más reservas es el Volkswagen ID.3 y es que Jurgen Stackmann, miembro de la junta de ventas y marketing, ha confirmado que el fabricante alemán ya ha superado las 20.000 reservas anticipadas.

El Volkswagen ID.3 desveló el coche completamente eléctrico bajo un delgado velo de camuflaje. De esto hace un mes y en solo 24 horas se realizaron más de 10.000 reservas. Stackmann ha publicado en su Twitter que ya se han realizado 20.000 reservas anticipadas pero la marca alemana quiere llegar a las 30.000 antes del Salón del Automóvil de Frankfurt, lugar donde se presentará, oficialmente, el Volkswagen ID.3.

Es importante destacar que el Volkswagen ID.3 se venderá bajo tres configuraciones distintas; un nivel de entrada con una batería de 45 kWh y un alcance de 330 km, un segundo nivel con una batería de 58 kWh y una autonomía de 420 km y una versión tope de gama con una batería de 77 kWh y una autonomía de 550 kilómetros con una sola carga. La producción del modelo comenzará a finales de este año y las primeras unidades llegarán a sus propietarios a mediados de 2020.

Dos eléctricos que triunfan antes de salir al mercado, Honda e

Son 25.000 las reservas que ya se han oficializado del modelo más retro de Honda. Se llama Honda e y se ha convertido en el primer coche 100% eléctrico de la marca. Su objetivo es bucear por las grandes ciudades y que sus propietarios no tengan ningún problema de movilidad ni de aparcamiento.

El Salón del Automóvil de Ginebra lo vio por primera vez y desde ese momento ya se han llevado a cabo más de 25.000 prereservas. El urbano eléctrico de Honda mide 3.9 metros de largo y tiene capacidad para cuatro pasajeros. Tendrá una autonomía de 200 kilómetros y permite la opción de carga rápida.

Es importante destacar que es de propulsión trasera que tiene como objetivo ofrecer una conducción más agradable. Además, será el segundo modelo del mercado que equipe un sistema de retrovisores exteriores por cámara; el primero es el Audi e-tron.

El diseño es uno de los factores que lo ha hecho tan llamativo y es que está inspirado en los Honda Civic de la década de los años setenta con aires futuristas. Está desarrollado sobre una plataforma específica para coches eléctricos y comenzará a llegar a los hogares durante la primavera de 2020.

En cuanto al precio se refiere, no tendría que ser más alto de 20.000 euros pero por el momento no se ha confirmado.