Durante los 7 días de campaña de vigilancia del estado del vehículo, la DGT expide 10.121 denuncias a los 183.838 coches revisados

Del pasado 7 al 17 de noviembre, la DGT llevó a cabo una campaña de vigilancia del estado de los coches más longevos en la que se argumentaba que, de una parte, en el caso de circular en un vehículo de más de 10 años, el riesgo de fallecer supone el doble de posibilidades que si el accidente sucede en uno de menos de 5 y, por otro lado, el mal estado o un deficiente mantenimiento de un coche aumenta el riesgo de padecer un accidente.

La suma de ambos factores supuso que los agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil, junto con los diferentes cuerpos de seguridad locales y regionales sumados a la campaña, centrarían su atención en la identificación de vehículos antiguos y en la revisión tanto de la documentación en regla y que, además o, a pesar de contar con la ITV en regla, presentaran un buen estado general y particular.

De los 183.838 controles realizados, hasta 9.471 de sus conductores fueron denunciados por circular con un vehículo en condiciones sancionables y fueron identificadas hasta 10.121 irregularidades que fueron denunciadas.

Casi la mitad de estas denuncias tuvieron su fuente en circular y presentar una ITV caducada, desfavorable o negativa. Hasta 4.457 casos fueron expedientados.

En hasta 773 casos, los usuarios circulaban prescindiendo de la obligatoria documentación del vehículo utilizado.

Por otro lado, 539 personas fueron multadas por presentar unos neumáticos con un dibujo inferior al mínimo legal permitido, de 1,6 milímetros.

414 presentaban un vehículo con fallos en el sistema de iluminación y señalización y 211 por portar una matriculada dañada.

Hasta 277 camiones o furgonetas circulaban excediendo el peso permitido y 216 lo hacían con una colocación inadecuada de la mercancía transportada.

Furgonetas DGTLos vehículos en peores condiciones fueron inmovilizados

Pero, más allá de las sanciones, los vehículos que presentaban los peores defectos fueron puestos fuera de circulación por suponer un peligro para sus ocupantes y para el resto de los usuarios de la vía. Así y hasta un total de 169 camiones, furgonetas o turismos fueron inmovilizados tras la revisión de los mismos.

De ellos, los turismos fueron los más afectados, con 58 de ellos detenidos y obligados a quedar fuera de la circulación. A continuación, hasta 52 camiones fueron inmovilizados y obligados a no proseguir su camino y, por último, 49 furgonetas vieron cómo fueron sacadas de circulación por suponer un peligro.