La DGT no sacia sus ganas de reducir el número de accidentes en las carreteras españolas, esta vez incorporando nuevos elementos que mejoren la seguridad y visibilidad de los viandantes en riesgo.

El número de fallecidos en las carreteras de nuestro país se redujo en el año 2018 considerablemente, pero los 1.180 fallecidos supone una cantidad intolerable para la  DGT. Para lograr la reducción, el organismo se plantea nuevas soluciones.

En autovías y autopistas fallecieron 303 personas, de estas, un 20% se encontraba fuera del vehículo, por avería o accidente. Es por ello, que se están planteando nuevo métodos de seguridad lumínica que permita la visibilidad de los viandantes en estas carreteras.

Métodos tradicionales insuficientes

Al igual que los vehículos van incorporando nuevos asistentes y tecnologías, sistemas de conducción más seguros, pueden fallar, por lo que en caso de riesgo debemos de recurrir a métodos de señalización y fomento de la seguridad tradicionales, pero estos, también deben ser insuficientes o quedar anticuados.

 

Chalecos reflectantes y triángulo de seguridad

En consecuencia de los fallecidos por estar fuera del vehículo, algunos llevarían el chaleco de seguridad obligatorio, mientras que otros no lo harían, y en cualquier momento de despiste, imprudencia o riesgo fueron atropellados.

Estos chalecos o triángulos pueden no llegar a ser totalmente efectivos, dependientes también de la situación en la que el conductor se encuentre y reduciendo así la visibilidad de estos.

Asimismo, tanto el Ministerio del Interior como la DGT están trabajando para incorporar dispositivos que alerten de una situación de riesgo con un mayor de rango. Lo único que desconocemos es si reemplazarán a los tradicionales o se adaptarán a ellos.

 

Ser precavido en situaciones de riesgo

Este nuevo sistema de seguridad lumínico que quiere incorporar la DGT es conocido como Help Flash, similar a una sirena, ya que cuenta con una luz rotatoria como la que utilizan los servicios de emergencias.

El sistema Help Flash contaría con un alcance de 1 kilómetro por lo que llamaría más la atención de los conductores que pudiesen venir algo despistados. A su vez, en el caso de carreteras secundarias donde la velocidad está limitada a 90 km/h se notaría una mejora en seguridad.

Cambio lumínico en los vehículos de emergencias

En consecuencia, esta nueva incorporación traería un cambio en los vehículos de los servicios de emergencias. Un cambio en sus habituales luces amarillas o naranjas por las azules como las que incorpora la policía, en un plazo de dos años.

En el nuevo formato de seguridad que quiere incorporar la DGT se detalla que Help Flash debe expandir una luz amarilla de alta visibilidad y contar con una fuente de alimentación autónoma. No obstante, aún no sabemos hasta donde llegará esta idea de implantación.