Los cinco mejores deportivos con faros escamoteables han pasado a la historia de la automoción por haberse convertido en auténticas joyas. ¿Los conocemos?

Los faros escamoteables han desaparecido de los coches modernos pero no por ello se merecen desaparecer de la historia y es que son muchos los modelos que se han convertido en leyenda gracias a sus faros como puede ser el Porsche 924, el Honda Prelude el Toyota MR2 o incluso el Ferrari 365 GTB.

El Salón del Automóvil de Nueva York de 1935 vio por primera vez en un vehículo los denominados faros escamoteables y es que desde entonces son muchos los modelos históricos que los han portado. Aunque no fue ese mismo año cuando se pusieron de ‘moda’, tuvieron un hueco en la historia del automóvil a partir de 1960. 

A partir de esa época, fabricantes como Ferrari, Porsche o Lotus fueron adaptando la tecnología a sus nuevos lanzamientos. Hoy en día es complicado ver un coche moderno con este tipo de faros y es que fue en 2004 cuando vimos los últimos coletazos con el Lotus Esprit V8 y con el Corvette C5.

Opel GT de 1968

Los conductores tenían que activar los faros escamoteables a través de una palanca. Lo curioso de este modelo es que los faros giraban. Cabe destacar que de este modelo se llegaron a vender más de 100.000 unidades.

De Tomaso Pantera de 1971

El De Tomaso Pantera fue diseñado por Tom Tjaarda y para muchos era el «deportivo perfecto». Estaba propulsado por un motor V8 y se llegaron a vender más de 7.000 unidades.

Lancia Stratos de 1972

Se presentó al mundo durante el Salón del Automóvil de Turín de 1971. Es importante destacar que se convirtió en el primer Lancia diseñado por Bertone. Estaba propulsado por un motor V6 de 2.4 litros cortesía del Ferrari Dino. Este curioso modelo fue campeón de los campeonatos de rally de 1974, 1975 y 1976.

Lamborghini Countach de 1974


Gran parte del éxito del Lamborghini Countach se debe a sus faros escamoteables. El Lamborghini Diablo también llegó con este tipo de faros pero se fueron modernizando con el objetivo de mejorar su aerodinámica.

BMW Serie 8 de 1989

Este deportivo gran turismo estaba propulsado por las típicas motorizaciones de BMW; V8 o V12. Este modelo se convirtió en el segundo automóvil de producción de la marca bávara que contaba con faros escamoteables. ¿El primero? El BMW M1. El BMW Serie 8 se vendió hasta 1999 llegándose a vender alrededor de 30.000 unidades. No podía faltar en la selección de los mejores deportivos con faros escamoteables.