Para conocer cuánto mide un semáforo hay que tener en cuenta que su altura está regulada por la ley, por ello, todos deben fijar unas medidas concretas

Son  uno de los principales referentes viales dentro del catálogo oficial de señales de circulación. Son parte del entorno habitual dentro del mobiliario urbano de nuestras calles e, incluso, están presentes en vías rápidas pero no por ello plantean dudas como pueda ser cuánto mide un semáforo.

Según la normativa vigente, la prioridad entre las señales sitúa a los semáforos en el tercer nivel de la jerarquía de este grupo de señales de tráfico, justo en el rango intermedio.

Su importancia solo la superan, por este orden de prioridad, las señales y órdenes de los agentes de circulación y la señalización circunstancial que modifique el régimen normal de utilización de la vía y señales de balizamiento fijo.

Tras éstas, los semáforos tienen mayor trascendencia que las señales verticales de circulación y las marcas viales.

Esto supone que nos situamos ante las señales estables de mayor importancia, solo derogadas de manera temporal por la acción de un agente de tráfico o una señal que indique alguna circunstancia excepcional.

Las características estructurales de los semáforos

Dado su carácter permanente, su instalación ha de hacerse de manera concreta. Además, su estructura también tiene que ser en base a la normativa que especifica que un semáforo consta de una cabeza, que sería la armadura que dispone de las partes luminosas y visibles del propio dispositivo de señalización.

Estas cabezas deben tener un mínimo de dos luminarias con un diámetro de 20 centímetros y, excepcionalmente, de 30 si se considera adecuado para el uso del semáforo.

Igualmente podrá contar con unos semáforos de repetición, que son los que se sitúan a una altura más próxima al suelo y cuyo diámetro del vidrio ha de ser de 10 cm.

Los semáforos pueden distinguirse en dos tipos según sus soportes soportes: de tipo columna o con forma de báculo.

Respecto de los primeros han de ser fabricados o bien en acero galvanizado o en hierro fundido. Respecto de la cuestión sobre cuánto mide un semáforo de tipo columna, la ley establece que los cilindros que los soportan pueden ser fabricadas con una altura de 200 ó 240 centímetros.

Por otra parte, los semáforos de tipo báculo, cuya forma es parecida a la de un palo de pastoreo, deben estar fabricados siempre en acero galvanizado y contar de tres piezas: dos tramos rectos unidos por uno curvo, es así que recibe la forma de curvilínea.

Así que, para responder a la pregunta «cuánto mide un semáforo» hay que tener en cuenta que la distancia entre el suelo y la cabeza del semáforo ha de ser de 450 cm mientras que el brazo o saliente sobre la vertical puede medir desde 350 hasta 550 centímetros de longitud dependiendo del tipo de función que vaya a disponer y ubica la cabeza en el carril donde vaya dirigida la información.

La altura de los semáforos de tipo báculos utilizados en ciudad suele ser más baja que la de los dispositivos situados en carretera, esto suele estar justificado debido a que, a mayor velocidad, la visibilidad de una señal ha de ser percibida con mayor antelación y situar una cabeza de un semáforo a mayor altura permite visualizarlo con mayor prontitud.

Por eso en población es más habitual la instalación de semáforos de tipo columna, que son visibles a menor altura gracias a que se circula a una velocidad inferior que en vía interurbana.