El CEO de Tesla pega un tirón de orejas a Mercedes por la falta de inversión en su proyecto de movilidad eléctrica y el fabricante alemán le contesta.

Mercedes y Tesla siempre tendrán una relación especial. No hay que olvidar que hace unos años los alemanes inyectaron 50 millones de euros en la compañía americana cuando estos vivían uno de sus momentos más complicados, pero eso no quita para que Elon Musk se tome la libertad de pegarle un tirón de orejas a su rival europeo por el retraso que está experimentando su proyecto de movilidad eléctrica, la conocida gama EQ.

Hace unos días Mercedes anunció que realizaría una importante inversión en una de sus plantas destinadas a la producción de vehículos y baterías eléctricas. Dicho centro de producción situado en Estados Unidos recibirá 1.000 millones de euros de inyección, una cantidad que a priori puede parecer elevada pero que resulta insignificante si la comparamos con los 70.000 millones que el grupo Volkswagen ha invertido en su programa Road-e (un proyecto con el que el gigante alemán pretende fabricar sus propias baterías).

Cruce zascas Tesla Mercedes

En este contexto, el CEO de Tesla no ha dudado en lanzar un mensaje a Mercedes asegurando que la cantidad invertida en su proyecto EQ resulta insuficiente para que salga a flote. De hecho, el propio Elon Musk ha tirado de ironía en su mensaje al afirmar que echaba de menos un cero en la dotación de Mercedes.

Mercedes no ha tardado en responder al mensaje de Musk, y lo ha hecho con un tweet que dice lo siguiente: “Tienes toda la razón @elonmusk. Aquí está el cero que falta: Inversión de 10 billones en la próxima generación de coches eléctricos y un billón destinado a la producción de baterías eléctricas”

Según el fabricante alemán, los 1.000 millones de inversión anunciados forman parte de una inversión mayor dotada con 10.000 millones de euros. Por tanto, el primer billón de euros será destinado únicamente a la producción de baterías en la planta de EEUU, mientras que el resto servirá para desarrollar la nueva generación de coches eléctricos de la firma.

Este mensaje parece haberle gustado más a Elon Musk, quien ha contestado al tweet de Mercedes con un simple “good”.

Aunque parezca ilógico, a Tesla le interesa que sus competidores desarrollen su flota de vehículos eléctricos, de ahí la presión que está ejerciendo Musk con mensajes como éste. Al fin y al cabo, la entrada al mercado de marcas como Mercedes incrementan la cobertura mediática de los coches eléctricos, algo de lo que Tesla se beneficiaría al contar con un producto más asentado que el de sus rivales. Ser el primero tiene sus ventajas.