El CEO de la marca americana ha manifestado que no quieren confirmar el número de reservas del próximo Model 3 para evitar especulaciones.

Después de que el año pasado Tesla (también puedes consultar:“un estudio revela los trapos sucios de Tesla”) cosechase más de 300.000 reservas por el Model 3, su berlina de acceso a la gama se ha convertido en el lanzamiento de producto más importante de todos los tiempos. Desde entonces (mayo de 2016), la marca americana se ha negado a actualizar el número oficial de reservas que ha recibido por sus modelos.

Durante la reciente reunión donde la compañía americana trata los resultados financieros del primer trimestre del año, el CEO de Tesla, Elon Musk, declaró que las reservas del Model 3 están creciendo cada semana, aunque el número total de depósitos que ha recibido por parte de sus clientes ha disminuido. El CEO también aseguró a los accionistas que con los depósitos obtenidos se podría producir el Model 3 durante 18 meses.

Tesla Model 3

El valor de los depósitos de Tesla en 2016 se redujo en unos 80 millones

Tesla requiere un depósito de mil euros con cada reserva y a mediados de 2016 la recaudación rondaba los 700 millones de euros; una cifra que se redujo hasta los 613 millones a finales del año pasado.

Musk ha explicado que desde la marca no quieren confirmar el número de reservas del próximo Model 3 para evitar especulaciones y que la gente saque conclusiones precipitadas que podrían afectar a las ventas de su modelo estrella.

A estas declaraciones, Musk añadió que el crecimiento de las reservas ha aumentado incluso utilizando su popular campaña anti-ventas y sin necesidad de invertir en publicidad. “Todavía no se puede probar el Model 3, por lo que si alguien acude a nuestros concesionarios tratamos de ofrecerles el Model S o X. Sin embargo, las reservas siguen aumentando semana tras semana” ha manifestado el director general de la marca americana.

Todo apunta a que los primeros Tesla Model 3 podrían ser entregados a sus propietarios en el próximo mes de julio, aunque el propio Musk ha declarado en la conferencia anual de accionistas que debido al número de pedidos la entrega podría retrasarse hasta finales de 2018.