Llevar un pesado y repleto maletín de herramientas no tiene por qué ser siempre útil, sin embargo, hay otros elementos imprescindibles que portar en el coche

Si atendemos a la cantidad de tiempo que pasamos dentro de un coche, los útiles que podemos llegar a necesitar cuando usamos el coche podrían ser equiparables a los que damos uso en nuestras viviendas.

Priorizar es fundamental

En algunos casos, llenamos nuestros maleteros o habitáculos con elementos prescindibles y que suponen un lastre. Por el contrario, hay cosas esenciales que llevar en el coche ya que, carecer de ellos, puede suponernos pasar un mal rato cuando se las necesita.

Por eso, nada mejor que uno mismo para reflexionar qué es lo que más utilizamos cuando estamos dentro de nuestro automóvil para decidir si ampliar este listado de cosas imprescindibles que llevar en el coche.

Documentación, siempre con nosotros

Por muy obvio que parezca, la documentación del coche y la propia de quien conduzca, puede que no siempre viajen dentro del coche. Llevar el carné de conducir en la cartera, incluso en el teléfono móvil cuando la nueva la aplicación miDGT lo permita, o no dejar los papeles del coche en su interior cuando no se usa, puede conllevar olvidarnos de los títulos del coche y del condutor.

Para el caso de la persona que comanda el coche, necesita portar su documento de conducir. En el del vehículo, será necesario llevar el Permiso de circulación y la Tarjeta de Inspección Técnica.

Elementos de señalización

Y no nos referimos a las bombillas de recambio que, hasta hace pocos años, era obligatorio llevar un juego de repuesto, ya no es una de las cosas necesarias que hay que llevar en un coche.

Nos referimos a los triángulos reflectantes que señalicen y aumenten la visibilidad la ubicación de un vehículo si se encuentra detenido en una situación de emergencia, y de los chalecos reflectantes que potencien la distinción de los peatones sobre la calzada.

Dinero, por si acaso

Adjuntar con la documentación una pequeña cantidad de dinero puede sacarnos de un aprieto. Un billete de 5, 10 ó 20 euros, ni pesa ni abulta y puede sacarnos de un entuerto.

En caso de quedarnos sin carburante, si hacemos uso de un  carretera, el operario que acude al rescate facilitará una cantidad suficiente de combustible para reiniciar la marcha hasta la gasolinera más próxima y que, normalmente, hay que pagar en el momento de la entrega.

También puede suceder que si necesitamos hacer una compra, como por ejemplo, tomar un refrigerio durante un viaje, y el comercio no disponga de cobro electrónico, contar con una cantidad de dinero en efectivo puede ser un recurso útil.

Ropa de abrigo o aislamiento

Tanto en época de frío como de calor, llevar una manta fina o un chubasquero puede ser un gran aliado. Una carretera bloqueada o un pinchazo en un día de lluvia puede poner a los ocupantes de un coche en situación de riesgo en un desafío mayor. Una manta o un plástico que aísle del frío o de la lluvia puede suponer la diferencia entre pasar un mal rato o ponernos una situación de riesgo mayor.

Energía eléctrica, portátil o donada

Dependiendo de nuestros estilo de vida, llevar un acumulador energético para cargar el teléfono móvil puede ser uno de los ejemplos que entren o salgan dentro del listado útiles cuando se viaja en coche.

Además, dado que la mayoría de teléfonos móviles disponen de LED que actúa como linterna, tanto en caso de tener que buscar en algún recoveco del habitáculo como del maletero o en el vano motor, disponer de una batería que recargue el teléfono puede ayudarnos a no comprometer la energía del propio dispositivo en caso de que haya que realizar llamadas de emergencia, por eso, el mismo teléfono móvil es un de las cosas más útiles que llevar en un coche.

Y si hablamos de energía, si bien un arrancador de baterías es muy útil, su peso y tamaño puede poner en jaque el espacio del maletero o aumente el peso del coche, mientras que llevar unos cables de recarga que conecten una batería a otra de otro coche, más ligeros y, por lo general, más compactos que el arrancador, pueden ayudar a salir del apuro que resulta que nuestro coche se quede sin energía.

Kit de reparación

Aunque parezca difícil de resolver en el momento, a veces se puede solucionar un problema temporalmente como un espejo partido o un paragolpes descolgado gracias a un único elemento que es imprescindible en nuestra selección de cosas imprescindibles que llevar en el coche: un rollo de cinta americana.

Si eres seguidor de carreras, te habrás dado cuenta cómo los equipos reparan temporalmente daños en la carrocería con cinta americana. Su gran poder de agarre y resistencia resulta un gran punto a su favor a la hora de salir del paso y poder llegar al taller donde reparen o solucionen profesionalmente el problema.

Como alternativa, o incluso, a modo de apoyo a la cinta americana, puede incluirse en nuestro maletín de útiles un manojo de bridas de larga longitud que sujeten o sostengan elementos desprendidos o en riesgo de desprendimiento.

También es interesante contar con un cutter o pequeña sierra de cortar, un juego de destornilladores, llaves fijas… un pequeño kit de supervivencia para aventureros reparadores.