El esperado Corvette C8 que saldrá al mercado en 2020, promete ser el más rápido fabricado por la compañía hasta la fecha.

Hoy ha sido un día agridulce para los fans de Corvette. El nuevo Corvette C8 ha sido retrasado hasta Febrero de 2020, sin embargo, no todo son malas noticias.

Para compensarlo, la compañía nos ha regalado algunos datos realmente increíbles acerca de este nuevo modelo.

Aunque Chevrolet ya había realizado declaraciones, asegurando que el nuevo C8 sería capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en sólo 3.0 segundos, irá aún más rápido equipándole el pack Z51 Performance.

Gracias a esta mejora, ahora el deportivo será capaz de hacer lo mismo en tan sólo 2.9 segundos. Estas cifras son una auténtica barbaridad, asemejándose incluso a los vehículos de dos ruedas.

Por si fuera poco, será capaz de realizar el cuarto de milla en 11 segundos, llegando en este tiempo a una velocidad total de 200 km/h.

Las diferencias de estas mejoras son mínimas, aunque sus resultados hablan por sí solo. son 5 CV, y 7 Nm de par motor, lo que lo diferencian frente a la versión estándar.

La versión base tendrá un motor de 6.2 litros V8 que produce 490 CV de potencia y 630 Nm de par motor. Con la versión Z51, nos encontramos con 495 CV y 637 Nm de par motor.

Por supuesto, no sólo encontramos mejorar en su motor. La aerodinámica, así como la refrigeración y ventilación para el motor ha sido mejorada.

Los más entusiastas no están felices con la decisión de Chevrolet de no incluir una transmisión manual entre sus opciones. Por otro lado la caja de cambios automática de 8 velocidades de doble embrague promete ser emocionante.

Los fans tendrán que esperar todavía algunos meses para poder experimentarlo, pero Chevrolet está convencida de que tienen entre manos una auténtica obra de ingeniería.

Por último, la compañía también habló del Launch control y de su proceso de utilización. Para empezar, el piloto tendrá que poner el coche en modo «Track«. Tras esto deberá presionar dos veces el botón de control de tracción. Cuando estos factores se juntan, solo nos quedará pisar fuerte el freno junto al acelerador y salir a partir de las 3.500 revoluciones.