Si quieres ahorrar unos cuantos euros, te damos varios consejos para prolongar la batería de tu coche.

La batería es una pequeña estación de energía que se encarga de alimentar al motor de arranque y a los componentes electrónicos del coche. Este dispositivo almacena y transforma la energía recibida mediante el alternador para convertirla de nuevo en energía eléctrica cuando se necesite.

Pese a su importancia, es uno de esos elementos en los que raramente nos detenemos a mirar su estado. Sin embargo, esto no significa que no sea un elemento esencial para que el coche funcione, puesto que sin ella, puedes olvidarte de que tu coche encienda. En caso de que te encuentres en esta situación, aquí te contamos qué hacer si te quedas sin batería en el coche. De hecho, las incidencias relacionadas con la batería son la avería más común de asistencia en carretera.

Por ello, vamos a darte algunos consejos para que puedas mantener y alargar la vida de la batería, ese pobre dispositivo que tenemos en el olvido y que es tan importante para el coche.

Fíjate si la batería requiere mantenimiento

Este tipo de baterías están ya en peligro de extinción: necesitan que se les rellene con agua destilada periódicamente, puesto que se acaba evaporando. Por ello, en caso de que tengas instalada una de estas (tranquilo, si la tienes lo pone en la propia batería), deberás quitar los seis tapones que suelen tener y mirar el nivel de agua por lo menos una vez al año. Es importante que utilices agua destilada, puesto que si utilizas la del grifo, las sales minerales que ésta tiene reducirán la vida útil de la batería.

Pisa el embrague cuando vayas a arrancar

La mayoría de coches modernos con cambio manual te exigen que lo hagas. La razón es que si arrancas el coche pisando el embrague, la batería sólo tendrá que arrancar el motor. En caso de que no lo hagas, la batería tiene el sobre-esfuerzo innecesario de mover la transmisión del coche, por lo que se reduce su vida útil.

Si la batería está en las últimas, arranca con todo apagado

Si cuando giras la llave para arrancar el coche notas que la batería tarda en poner en marcha al motor de arranque, significa que ya está agonizando. En caso de que así sea, lo más recomendable es que compres una nueva o, en caso de que no tenga demasiadas batallas, la recargues. Sin embargo, hasta que te ocupes de ella, puedes facilitarle la vida arrancando el coche con la radio, el aire acondicionado o las luces apagadas.

No conectes sistemas innecesarios

Una vez que el motor está en marcha, la batería está ya de vacaciones, puesto que es el alternador el que se encarga de suministrar la energía a los dispositivos electrónicos. Sin embargo, si eres de los que nada más montarse en el coche le gusta activar todos los dispositivos que tiene, puede que sea demasiado para el alternador y este tenga que pedir ayuda a la batería.

Ten cuidado con las instalaciones eléctricas

En caso de que seas un manitas y decidas poner un equipo de sonido más potente en el coche o unas tiras de luces diurnas, fíjate bien en que todo el cableado y las conexiones estén aislados a la perfección.

En caso de que no lo hagas, estos soltarán pequeñas descargas cuando el motor esté parado que penalizarán la vida de la batería. Además, antes de instalar cualquiera de estos elementos accesorios, debemos tener muy en cuenta su potencia, porque en caso de que necesite demasiado, quizá debamos instalar una batería de mayor tamaño.

No cojas el coche para todo, usa las piernas

Al igual que pasa cuando enciendes una lámpara en casa, el momento en el que más sufre la batería es cuando giramos la llave para arrancarlo. Esta necesita varios minutos para que el alternador la recargue y se recupere del esfuerzo. Sin embargo, si cogemos el coche para ir a la vuelta de la esquina, no le damos tiempo a que se recargue, por lo que se reduce considerablemente su durabilidad.

Pero tampoco abandones el coche

No creas que porque el coche está parado la batería no se descarga, porque sí lo hace. En caso de que no lo muevas por algún motivo, te recomendamos que lo enciendas al menos una vez al mes y andes con él por lo menos 30 kilómetros.

Si tienes pensado que el coche descanse por un largo periodo de tiempo, quizá te merezca la pena desconectarla. Para hacer esto, basta con que desconectes el borne negativo y te asegures de que no toque con ningún elemento metálico, aunque no te lleves una sorpresa cuando la vuelvas a conectar y la radio te pida un código de seguridad, puesto que el sistema se resetea. Sin embargo, no creas que haciendo esto la batería se vuelve inmortal, ya que como mucho durará cargada dos años.

Intenta no aparcar en sitios con temperaturas extremas

El invierno es el momento del año en el que es más frecuente que la batería del coche se descargue debido al frío en las calles. Sin embargo, el calor extremo también puede afectar negativamente a este dispositivo. Por ello, nuestro consejo es que evites aparcar el coche en la calle durante más de 5 horas cuando las temperaturas sean inferiores a 5 grados o superiores a 30 grados. Puede parecer una exageración pero, ¿Dejarías tu Smartphone cinco horas expuesto directamente al sol?

Si el coche está parado, no conectes nada

Si eres de los que te gusta ir a un mirador por la noche y quedarte escuchando la radio con el coche apagado, tienes que saber que estás sentenciando de muerte a tu batería. Lo mismo pasa si conectamos las luces interiores del coche y no hablemos ya del sistema de climatización.

No te olvides de los bornes

Al abrir el capó, debemos fijarnos en los bornes, esas dos arandelas que se conectan en los polos de la batería. Si tienen una costra de color blanco en los mismos, significa que se están sulfatando. Tampoco es un problema grave, pero debemos quitar esta costra puesto que penaliza la vida de la batería. Para limpiarla, te recomendamos que uses un cepillo con púas duras, agua y bicarbonato.

Si sigues todos estos consejos, no te aseguramos que la batería te vaya a durar diez años, pero sí que su vida útil se alargará considerablemente. Por ello, si no quieres tener ese gasto tan molesto como es el de cambiar la batería una vez al año, te recomendamos que nos hagas caso. Además, si quieres ahorrar dinero con tu coche, te damos 10 consejos para evitar sustos al llevar el coche al taller.