El momento de llevar a los niños al colegio es de los más delicados, puesto que las prisas pueden hacer que descuidemos las precauciones. Por ello, os damos algunos consejos para hacerlo de manera segura.

Ya hace más de un mes que ha empezado el curso escolar, un mes desde que los padres respiraron de alivio y los niños sufrieron la vuelta a la realidad. Una vez que los colegios empiezan a funcionar con normalidad, el tráfico aumenta enormemente y las prisas por que nuestros hijos no lleguen tarde hacen que podamos despistarnos y descuidar las precauciones.

Sin embargo, por muy cortos que sean los trayectos, relajarse no es una opción, y es que el 1% de los fallecidos en las carreteras en 2018 tenían menos de 14 años. Por lo tanto, debemos extremar los cuidados independientemente de si los niños van en coche, moto, ruta escolar o andando. Por ello, vamos a daros algunos consejos para llevar a los niños al colegio de forma correcta y minimizar los riesgos. Vamos con ello.

Consejos para llevar a los niños al colegio

Si van en ruta escolar

Parece que cuando dejamos que nuestros hijos vayan en ruta escolar ya estamos mucho más tranquilos. Sin embargo, debemos tener cuidado, puesto que el momento crítico es el de subir o bajar del propio autocar. Teniendo en cuenta los datos de la DGT, el 90% de los accidentes de ésta índole que se producen son en este periodo de tiempo.

Para evitar esto, debemos respetar siempre las zonas de parada preestablecidas por el autobús. Pese a que no siempre es posible, debemos ir con suficiente tiempo como para no ir corriendo. En caso de que vayas a recoger al niño a la vuelta, procura esperarle en la misma acera donde va a parar el bus, puesto que si se hace en la contraria, puede que el niño cruce sin mirar.

Una vez que los pequeños entren en el autobús deben permanecer sentados y respetar las instrucciones de seguridad. Es responsabilidad de los padres comprobar la seguridad de los autocares en los que viajan los niños, solicitando al centro que tengan cinturones de 3 puntos y que siempre haya un monitor que les atienda.

Los llevo en coche

Si eres el encargado de llevar a los niños en coche hasta la puerta del colegio, debes asegurarte siempre de que van bien colocados en su sistema de retención infantil en caso de ser pequeños o con el cinturón de seguridad bien abrochado.

También es importante salir con tiempo suficiente de casa para no sufrir de estrés al volante. Además, seguramente nos veamos obligados a aparcar en segunda fila, por lo que los “peques” tendrán que atravesar filas de coches con el consiguiente peligro que esto implica.

Si quieres ampliar la información en este aspecto, no te pierdas el reportaje de nuestros compañeros de Highmotor con los mejores consejos para que los niños viajen seguros en el coche.

O mejor en moto…

La normativa de circulación permite llevar a niños de por lo menos 12 años en motocicletas y ciclomotores y desde los 7 años en caso de que el conductor sea el padre, madre o tutor legal. Es importante asegurarse de que el niño va bien sentado y con los pies bien apoyados en las estriberas, por lo que deben tener al menos la altura para llegar a estas.

Por supuesto, es importante comprobar que el niño lleva el casco bien abrochado y que van con toda la equipación de seguridad correctamente puesta. Esta última comprende elementos como la chaqueta con protecciones, guantes, pantalón y botas. Por último, debemos acomodar la mochila en el cajetín o en los puntos de sujeción de la propia moto, ya que si el niño la lleva colgada en la espalda, puede llegar a desestabilizarle.

Preferimos que vaya en bicicleta

Si este es tu caso, es esencial que los niños vayan con el casco bien sujeto y con prendas reflectantes sobre todo en otoño e invierno. Debemos concienciarles de la importancia que tiene que señalicen bien sus maniobras, de que tengan cuidado con los peatones y de que ajusten la velocidad a la circulación.

Además, en caso de que tus hijos vayan en bicicleta al colegio, se debe evitar que vayan con la mochila muy cargada, puesto que la posición de montar en bici puede perjudicar su espalda y, además, puede desestabilizarles.

Estamos tranquilos, van andando…

Si eres de los que piensa que si van andando no tienen peligro, estás equivocado, puesto que los atropellos y despistes suceden más habitualmente de lo que pensamos. Por lo tanto, si es un camino desconocido para ellos es importante acompañarles los primeros días y enseñarles a cruzar de manera segura en los pasos de cebra.

Además, es esencial mentalizarles de que siempre deben caminar por la acera y, en caso de que no la haya, que lo hagan por el borde de la carretera no sin utilizar elementos que les hagan visibles.

Con estos consejos sobre cómo llevar a tus hijos al colegio, esperamos ayudarte a que los trayectos sean más seguros y a que su única preocupación sea decirte que necesitan unas rodilleras para sus pantalones de uniforme recién comprados.