Si haces viajes en invierno, sabrás lo complicadas que se ponen las carreteras. Por ello, te damos unos consejos para conducir con un temporal

Ya llega el invierno, la estación más fría de año que a muchos gusta y a otros no tanto. Llega la navidad, los abrigos, las bufandas, los gorros, los paraguas y los muñecos de nieve. De la misma manera, el invierno es la estación más complicada en las carreteras hasta el punto de que algunos tramos se cierran al tráfico para evitar complicaciones.

Los temporales son una complicación añadida ya al invierno, por lo que debemos tener cuidado a la hora de coger el coche durante uno de estos fenómenos meteorológicos. Por lo tanto, vamos a darte unos cuantos conejos para conducir con un temporal.

Seis consejos para conducir con temporal

Revisa la previsión meteorológica

El primer paso está claro, y es que antes de emprender cualquier viaje, sobre todo si nuestro destino es un lugar frío, es revisar la previsión meteorológica. Si lo hacemos, podemos decir que ya jugamos con ventaja, puesto que ya sabemos lo que nos vamos a encontrar e incluso podemos pensar una mejor alternativa si la situación es muy complicada.

Por ello, dependiendo de la intensidad del temporal a la que nos enfrentemos, tenemos que decidir cuál es la mejor ruta e incluso si es factible o no hacer el viaje. Hay que tener en cuenta que no es lo mismo conducir con lluvia que encontrarnos una carretera nevada por ejemplo, por lo que es importante saberlo antes de tiempo.

Es importante tener…

Quizá uno de los elementos más importantes que debemos tener en el coche son los triángulos y el chaleco reflectante, puesto que en caso de tener cualquier imprevisto, es lo que nos hará visibles a nosotros mismos y a nuestro coche.

Otro de los artículos que pueden darnos la vida si conducimos en un temporal es una manta, sí sí, una manta como las que tenía tu abuela en la casa del pueblo. Imagina que nuestro coche tiene una avería, no le funciona la calefacción, y tenemos que quedarnos esperando a la grúa un largo periodo de tiempo. En ese caso, agradeceremos llevar una manta y tampoco nos cuesta nada meterla en el maletero.

También es recomendable llevar una linterna con las pilas cargadas y rascador para quitar el hielo de los cristales para tener una correcta visibilidad. Además, es importante cerciorarse de que tenemos batería en los móviles, puesto que nunca sabemos si los vamos a necesitar.

Revisa tu coche

Antes de cualquier viaje, es importante revisar el estado de nuestro coche, aunque esto cobra aún más importancia cuando vamos a hacerlo con un temporal. Por lo tanto, revisa el nivel del aceite, el líquido de frenos, el anticongelante y el de los limpiaparabrisas.

También es importante comprobar el estado de las escobillas de los limpiaparabrisas, puesto que si están resecas, no harán su función correctamente. Además, es recomendable salir con el tanque de gasolina lleno porque no sabemos cuándo podemos encontrarnos con una gasolinera.

Claro está que tener claro cuál es el estado de nuestros neumáticos se antoja esencial, y es que son estos los que van a tener contacto con el suelo. Por lo tanto, su dibujo nunca debe ser menor de 1,6 mm y deben tener la presión que indica el fabricante.

Si vamos a circular por un pavimento nevado, es muy importante llevar cadenas excepto si llevamos montados neumáticos de invierno. Colocar las cadenas muchas veces es una tarea complicada, por lo que te recomendamos que aprendas a ponerlas cuando tengas tiempo y aunque no tengas necesidad para que cuando la tengas, no te coja de nuevas. Por lo tanto, no te pierdas el reportaje sobre cómo poner las cadenas de nuestros compañeros de Highmotor.

Si quieres ampliar información en este aspecto, no te pierdas nuestros consejos para conducir en nieve.

Limpia tu coche

Tener nuestro coche sucio puede perjudicar claramente en nuestra visión, por lo que es importante que antes de hacer cualquier viaje, sigas nuestros consejos sobre cómo limpiar el coche. Por ello, es importante centrarse en las ventanas, las lunas delanteras y traseras y los retrovisores. Puedes leer nuestro reportaje sobre cómo limpiar los cristales del coche.

¿Qué luces debes llevar?

Luces conducción nocturnaEn esta época del año, las horas de sol se reducen, por lo que debemos acostumbrarnos a circular más tiempo con menos luminosidad. Además, un fenómeno habitual si vamos a conducir con un temporal es la niebla, por lo que tenemos que llevar encendidas las luces cortas, de cruce y las antiniebla en caso de que nuestro coche las lleve instaladas.

¿Cómo debe ser la conducción?

Una vez que hemos emprendido el viaje y ya estamos conduciendo con un temporal, debemos tener claro que nuestros movimientos y decisiones al volante deben ser suaves y relajadas. Por lo tanto, no debemos dar pisotones al acelerador y es recomendable circular en marchas largas para que el coche sea más suave al transmitir su potencia al pavimento. Cuidado con el freno, puesto que utilizarlo bruscamente puede hacer que bloqueemos las ruedas y perdamos el control, por lo que es importante utilizar el freno motor.

Además, si conducimos con nieve, debemos llevar cadenas y seguir las huellas de rodadura del resto de vehículos. En caso de que haya placas de hielo, es mejor que nuestros neumáticos pisen la nieve.

Por lo tanto, si estás obligado a hacer un viaje con un temporal, esperamos que nuestros consejos para conducir con un temporal te hayan funcionado y que disfrutes de tu destino. Eso sí, abrígate, que consejos para sobrellevar una gripe no tenemos.