Si eres de los que acostumbra a hacer trayectos nocturnos o, por el contrario, te da miedo cogerlo a estas horas, aquí tienes algunos consejos para conducir de noche.

Conducir de noche no es plato de buen gusto para muchos conductores, por lo que hay veces que evitan coger el coche cuando el sol se esconde. Sin embargo, hay gente que no puede permitirse el lujo de hacerlo, puesto que sus horarios les obligan a salir de casa antes de que amanezca y volver cuando por la noche. Esto es algo más habitual en invierno, puesto que en verano los días parecen más largos ya que tenemos más horas de luz solar.

El principal motivo por el que a algunos conductores no les gusta conducir en estas circunstancias es la falta de visibilidad o simplemente el miedo a la oscuridad, lo que provoca inseguridad al volante. Por tanto, si unimos esto a que las condiciones meteorológicas sean adversas, el riesgo de sufrir un accidente aumenta bastante.

Te puede interesar: ¿Cómo se producen los accidentes en España?

Sin embargo, algo de fundamento hay en esto, y es que la capacidad de reacción del conductor depende en un 90% de la visibilidad y ésta se reduce en gran medida durante la noche. Además, los conductores que tienen problemas de visión cuentan con más dificultades debido a que son más sensibles al deslumbramiento y a la visión borrosa.

Por lo tanto, si eres de esos conductores de los que estamos hablando y no te gusta coger el coche a ciertas horas, te vamos a dar unos cuantos consejos para conducir de noche. Con esto no te vamos a quitar el miedo, pero sí que podemos ayudarte a aumentar tu seguridad al volante.

Por el contrario, si no le tienes ningún miedo a conducir a estas horas del día y, además, acostumbras a hacerlo con frecuencia, estos consejos pueden venirte muy bien.

9 consejos para conducir de noche

Luces conducción nocturnaAquí tienes nuestros consejos y recomendaciones vas a conducir de noche:

Revisa los sistemas de iluminación

Comprueba que los sistemas de iluminación de tu coche funcionan de manera correcta, puesto que de ellos dependen que veamos la carretera si nos disponemos a coger el coche por la noche. Si eres de los que suele conducir de madrugada, es recomendable que equipes a tu coche con las últimas tecnologías de iluminación. Muchos coches actuales montan faros Led, que ofrecen una buena iluminación aunque también tienen sus problemas. Si quieres saberlos, no te pierdas las ventajas y los inconvenientes de los faros Led que hizo nuestra página hermana, Highmotor.

Ajusta los espejos retrovisores

Los espejos retrovisores también son una parte fundamental a la hora de circular a todas las horas del día (aunque algunos se olviden de su existencia). Sin embargo, hay que prestar más atención todavía a estos elementos durante la noche.

Los faros de los coches pueden provocar deslumbramientos si los tenemos ajustados erróneamente. Por ello, es importante tener un buen reglaje para evitarlos. Además, no sólo vale con que no tengas tu deslumbramientos, sino que tienes que tener cuidado con el uso de tus luces para no producirlos a los demás.

Enciende las luces con tiempo

El hecho de que siga habiendo sol no significa que tu visibilidad sea plena y, además, que tu coche sea visible al 100% para el resto de conductores. Por ello, es importante encender las luces de cruce al menos una hora antes de que se ponga el sol.

Revisa tu vista

Puede que hayas revisado las bombillas de tu coche mil y una veces, pero al final todo depende de tus ojos. Por ello, más importante todavía es que estés seguro de que ves perfectamente, por lo que no hay otra manera de hacerlo que realizarte controles de visión de manera periódica en el oftalmólogo.

Adapta tu velocidad

Al haber menos visibilidad, los tiempos de reacción son mayores, por lo que guardar una mayor distancia de seguridad se convierte en algo imprescindible. Por lo tanto, en caso de tener cualquier tipo de improvisto, tendremos varios metros por delante que permitirán que salvemos el accidente.

No conduzcas si estás cansado

Si vas a hacer un trayecto por la noche, sea la distancia que sea, debes estar descansado. Más importancia hay que darle a esto si vas a hacer un viaje largo, puesto que en este caso es recomendable hacer paradas cada hora y media para evitar que la oscuridad favorezca la aparición de fatiga y sueño.

Por supuesto, si notas cualquier síntoma de lagrimeo, fatiga ocular, somnolencia o picor de ojos, para en un lugar seguro y descansa el tiempo que sea necesario.

Ventila el habitáculo y no te pongas música demasiado relajante

Es importante que el habitáculo tenga una buena ventilación, por lo que es recomendante tener la ventana un poco abierta o en su defecto el climatizador para tener una temperatura correcta. Además, evita la música demasiado relajante: las nanas son para dormir y esto es lo último que buscamos al volante.

Mantén limpios los cristales

La luna delantera y la trasera son las ventanas por las que vemos lo que tenemos delante y detrás, por lo  que es esencial que estén limpias. Mantenerlas en buen estado no sólo hace que tengamos buena visibilidad, sino que nos evita los deslumbramientos, ya que la suciedad puede favorecerlos.

Planea tu ruta

Intenta evitar las carreteras en mal estado o con mala iluminación para hacer tus desplazamientos nocturnos. Las mejores carreteras para circular de noche son las autopistas y las autovías, por lo que intenta que la mayor parte de tu itinerario sea por esta parte de vías.

Esperamos que estos consejos sean de utilidad si acostumbras a coger el coche por la noche. Sin embargo, si eres de los que te da miedo hacer trayectos nocturnos y aun habiendo leído esta noticia no se ha reducido tu inseguridad, evita conducir de noche.