El Mercedes Benz Vision EQS es como conducir en el futuro. Su vanguardismo, alta tecnología y moderno diseño nos hacen la boca agua…

El futuro está más cerca de lo que pensamos. Para demostrarlo, en el vídeo que os vamos a ofrecer a continuación, podemos disfrutar de cómo se conduce el modernísimo Mercedes Benz Vision EQS.

Este modelo adelantado a su tiempo, sirve como concepto para la marca. Con él se pretence enseñar, entre otras cosas, cuál será el futuro de la Clase S. Viendo la pinta que tiene, la verdad es que no podría ser más emocionante.

Pese a lo novedoso y original del modelo, no han sido pocas las voces críticas que han realizado comentarios negativos acerca del modelo.

Empezando por su exterior, que no ausente de críticas, a muchos les recuerda demasiado a la parte frontal de un Bugatti Veyron. Otras personas destacan que distintas zonas de la carrocería recuerdan demasiado al Tesla Model S.

Una cosa está clara, y es que Mercedes no se ha propuesto reinventar la rueda. Su modelo sigue pareciéndonos único y original, y es normal que surjan críticas e incluso comparaciones. Al final el trabajo bien hecho suele ser también el más criticado.

Por otro lado, tampoco debería tener demasiada importancia, sobretodo tratándose este de un coche de «exposioción», un concepto.

Su objetivo es mostrarnos nuevas tecnologías que podrán aplicarse en el futuro. Por ejemplo los LEDs que crean un efecto 3D, o sus faros con tecnología holográfica, los cuales hacen al laser parecer viejo.

Su construcción se ha llevado a cabo a partir de plásticos reciclados y cuero de origen no animal. El interior está inspirado en los yates de lujo. Como puedes ver no se trata del típico Clase S.

El diseño en general es bastante minimalista y básico, aunque consiguen generar un coche funcional y moderno.

La interacción entre vehículo y hombre que ofrecería es revolucionaria. El modelo estaría plagado de tecnologías que funcionan a base de gestos con las manos, movimientos o pantallas táctiles.

Por supuesto el vehículo es 100% eléctrico y cuenta con una batería cuya autonomía ascendería a los 650 km. También es ágil y rápido, siendo capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en tan sólo 4.5 segundos. Su velocidad máxima está limitada a los 200 km/h.

Siempre es interesante ver este tipo de conceptos por parte de constructores tan prestigiosos como Mercedes. El Vision EQS es un auténtico ejemplo de innovación, vanguardismo y tecnología eléctrica.