El Brexit ha planteado un panorama de incertidumbre en la Unión Europea, por lo que el simple hecho de conducir ya ha cambiado. Te lo contamos

El Brexit o, lo que es lo mismo, la salida del Reino Unido de la Unión Europea, se hizo efectivo el pasado 1 de febrero. El impacto en todos los aspectos ha sido importante, y es que la incertidumbre creada no ha dejado indemne al sector de la automoción. Una de las primeras consecuencias que conocimos fue que BMW retrasaría la llegada del nuevo Mini Cooper.

Para llevar a cabo este proceso, ambas partes llegaron a un acuerdo en el que se deja 2020 como año transitorio para que los ciudadanos sigan conservando los mismos derechos. Por lo tanto, esto afecta a los permisos de conducción expedidos en Reino Unido, por lo que una vez que este periodo de adaptación termine, es decir, el 1 de enero de 2021, las cosas van a cambiar.

¿Cuáles son los cambios con los permisos de conducir tras el Brexit?

Conducir tras el Brexit supondrá algunos cambios a partir de 2021. Tranquilos, seguirán conduciendo por el carril izquierdo y el volante seguirá estando en el derecho, pero sí que tendrás que tener en cuenta la validez de tu permiso de conducir

¿Qué pasará con los británicos que conduzcan en España?

Los británicos que hayan venido con el permiso de conducción de su país, podrán circular como hasta ahora en nuestro país hasta que acabe el presente año. Sin embargo, a partir del 1 de enero de 2021, se aplicará la normativa general sobre permisos de terceros países –no europeos-.

Una vez que se haga esto, los permisos de conducción expedidos en Reino Unido serán válidos para conducir en territorio español durante sólo seis meses. Este periodo se aplica desde la entrada del titular en España o bien desde la fecha de obtención de la residencia legal.

Por lo tanto, si tienes un carnet de conducir británico y pretendes quedarte en España por un largo periodo, lo más recomendable es que solicites la sustitución de tu permiso por uno español equivalente. Para hacerlo, debes solicitar una cita en tu oficina más cercana en el siguiente enlace.

¿Y los españoles que conduzcan en Reino Unido?

Aquí la cosa cambia, y es que en principio, los españoles no tendrán que llevar a cabo ninguna acción especial para poder seguir conduciendo en Reino Unido. El propio Gobierno británico ha afirmado que “los visitantes con una licencia de conducción no británica podrán conducir en el Reino Unido sin necesitar el Permiso de Conducir Internacional”.

Sin embargo, el Consulado español en Londres ha advertido de que lo más recomendable es visitar la DVLA –Driver Vehicle Licence Agency- para preguntar si el permiso español es válido para conducir en el Reino Unido o se debe homologar por uno británico. Tener que hacerlo o no dependerá de tres aspectos:

Si eres residente

Si tienes nacionalidad española pero residencia en Reino Unido y has conducido con un permiso de conducir español, hay dos casos:

  • En caso de que la residencia haya sido obtenida antes de cumplir 67 años, el titular del permiso de conducir puede seguir haciéndolo con la licencia española hasta los 70 años.
  • En caso contrario, es decir, si la residencia se obtuvo con más de 67 años, se podrá conducir durante 3 años con el permiso español. Una vez que se cumpla este periodo, se deberá sustituir el permiso de nuestro país por uno británico mediante el formulario que dejamos en el enlace. Este proceso te costará 43 libras y tardará 3 semanas en llegar.

Si eres estudiante

Si tu caso es que has ido a estudiar al Reino Unido, puedes estar tranquilo, pues podrás conducir en Reino Unido hasta que se cumpla la validez de tu carnet de conducir. En caso de que no tengas carnet de conducir en España y quieras sacártelo allí, podrás hacerlo si tu estancia es de al menos 185 días.

¿Y si sólo voy a hacer turismo?

En caso de que sólo vayas a hacer turismo por el Reino Unido, no te preocupes, el Brexit no afectará a tus derechos. Por ello, podrás conducir durante tu estancia con el permiso de conducir español.

Con todo esto, esperamos haber resuelto tus dudas y preocupaciones sobre la conducción después del Brexit.