El mercado de ocasión empieza a ofertar vehículos electrificados, se abre así la posibilidad de comprar un coche híbrido de segunda mano

Desde hace ya, al menos un lustro, el progresivo aumento de la matriculación de vehículos híbridos aumenta cada año la posibilidad de comprar un coche híbrido de segunda mano. Este mercado ofrece diferentes alternativas, desde mecánicas autorrecargables a otros que pueden obtener también electricidad desde tomas a la red eléctrica. Todos ellos merecen ser valorados y, por ello, ten ofrecemos nuestras opciones, claves y consejos a la hora de comprar un coche híbrido de segunda mano.

Modelos de coches híbridos en el mercado de segunda mano

Si alguna marca se ha sabido posicionar como abanderada de los coches híbridos es Toyota. Desde la proliferación del Toyota Prius hasta la expansión de vehículos nuevos que solo se ofrecen con mecánica híbrida, como es el caso del nuevo Toyota RAV4, el fabricante japonés ofrece un catálogo con un longevidad suficiente como para encontrar modelos para casi todas las necesidades o gustos.

mercado de segunda mano coche híbrido

Si hablamos de comprar un coche híbrido de segunda mano con el logotipo de Totoya en su parrilla frontal, el abanico de modelos electrificados parte del urbanita Toyota Yaris Hybrid, pasando por el modelo compacto Toyota Auris Hybrid, o, más familiares como la versión como Toyota Prius+, un monovolumen híbrido de hasta siete plazas.

Pero si lo que se busca es comprar un coche híbrido de segunda mano de alta gama, la submarca de lujo de Toyota, Lexus, también ofrece modelos que utilizan la electricidad como fuente de energía. Modelos compactos como el Lexus CT 200h o berlinas de tamaño medio, como el Lexus IS 300h, hasta los grandes pesos pesados de la gama como son el Lexus GS, tanto en su variante 300h como 450h, o SUV híbridos de segunda mano como el Lexus RX 450h de 2016 y eso sin olvidar el deportivo híbrido Lexus LC 500h

También, como coches híbridos premium de segunda mano, pueden encontrarse algunos modelos de BMW. Por ejemplo, el BMW 225xe iPerformance que se comercializó desde 2016 es un monovolumen híbrido que combina las calidades de BMW con la mecánica híbrida y enchufable.

mercado de segunda mano coche híbrido

En cualquier caso, la mecánica de los motores de origen Toyota aporta un plus de garantía ya que, en líneas generales, hablamos de mecánicas que han demostrado ser coches de segunda mano fiables.

Respecto a los coches con actitudes aventureras, es decir, todoterrenos híbridos, la opción más pareja es la de un modelo como es es el Mitsubishi Outlander PHEV de esta prueba que nos demostró ser la gran opción a la hora de comprar un SUV híbrido y enchufable de segunda mano.

Coches híbridos y deportivos de segunda mano

Pero si lo que se busca un coche deportivo híbrido económico de segunda mano, también hay. Un modelo exótico y poco visto es el Honda CR-Z Hybrid. Este coche, que estuvo en producción desde 2010 hasta 2016, vio como su comercialización resultó un adelanto en cuanto a la necesidad de introducir modelos con carácter deportivo y que se apoyaran en sistemas auxiliares de propulsión más sostenibles como es el uso de electricidad. Un coche que, si bien no fue un portento dinámico, sí que resultó fiable.

Pero si realmente lo que se busca es un deportivo con todas las letras, el pionero, dentro de los vehículos de lujo híbridos, es el BMW i8. Un vehículo que en 2018 sufrió una profunda revisión, más mecánica que estética, y que abre la posibilidad a encontrar unidades con más de un lustro de vida.

mercado de segunda mano coche híbrido

Qué hay que tener en cuenta a la hora de comprar un coche híbrido de segunda mano

Es una pregunta muy recurrente. “Quiero comprar un coche de segunda mano ¿Qué tengo que revisar?” Como verás, no hemos incluido el término “híbrido” puesto que, nuestros consejos o claves a la hora de comprar un coche híbrido de segunda mano son los mismos que si se tratara de un automóvil con el motor de combustión como único medio de propulsión.

En este artículo sobre los 10 consejos para comprar un coche de segunda mano encontrarás una pequeña guía u orientación general.

En el caso de que lo que se busque es comprar un coche híbrido de segunda mano hay que tener en cuenta los elementos o componentes propios de los sistemas eléctricos.

mercado de segunda mano coche híbrido

Siempre es recomendable probar un coche antes de comprarlo, ya sea nuevo o de segunda mano. En caso de ser usado, más aún ya que, solo una conducción analítica nos podría avisar de algún posible defecto o avería no subsanada.

Los coches híbridos autorrecargables utilizan sus sistemas eléctricos en momentos como el inicio de la marcha o en momentos puntuales aportando un plus energético al trabajo del motor de combustión. Para comprobar que el motor eléctrico entrega de forma correcta su energía, es conveniente probar el coche en situaciones reales donde la electricidad tome protagonismo como es al inicio del trayecto, detenciones del tráfico antes semáforos, placas, agentes viales… e, igualmente, comprobar mediante los sistemas de visualización del propio coche la frenada regenerativa que produce la recarga de la batería eléctrica.

En caso de que se busque comprar un híbrido y enchufable de segunda mano, conocer de antemano la autonomía en modo eléctrico e intentar someter a un test de capacidad al acumulador teniendo de referencia los datos dados por el fabricante.

Elementos clave en la mecánica de los coches híbridos de segunda mano

Por lo general y, dependiendo del fabricante y del tipo de acumulador, la sustitución de las baterías de un coche híbrido se debe realizar entre los 250.000 y 300.000 km recorridos y, debido a su configuración, por encima de los 300.000 en los coches híbridos enchufables.

Igualmente es importante comprobar el cableado visible del sistema eléctrico. Un endurecimiento u oscurecimiento de ellos puede significar que sufre problemas de sobrecalentamiento del mismo.

En caso de ser un coche híbrido enchufable, los conectores de servicio que permiten recargar los coches híbridos enchufables también pueden sobrecalentarse y sufrir daños o deformaciones provocando un funcionamiento incorrecto y, en ese caso, deberían ser sustituido.

Otros indicadores de un coche híbrido con problemas de refrigeración son el funcionamiento incorrecto del climatizador o el consumo excesivo de gasolina. Esto señala que el vehículo tiene un problema de refrigeración. Los coches híbridos cuentan con equipos propios para la refrigeración de las baterías y del condensador.

Pero, como siempre, ante cualquier sospecha o indicio de funcionamiento incorrecto, la mejor opción es acudir a un taller especialista en mecánica de los automóviles híbridos. El respaldo técnico que pueden aportar a la hora de comprar un coche híbrido de segunda mano descartará problemas o apoyará la decisión de adquirir uno u otro coche.