¿Cómo pulir los faros del coche? Es una tarea sencilla. En cinco sencillos pasos se pueden revivir los faros en peor estado.

Con el paso del tiempo, los faros y pilotos de los vehículos pierden su brillo y hace que el coche aparente más años de los que realmente tiene, sin olvidarnos de lo peligroso que puede llegar a ser cuando se conduce de noche y la imposibilidad de pasar la Inspección Técnica de Vehículos. 

Para evitar posibles incidencias, vamos a conocer cómo pulir los faros del coche en cinco sencillos pasos. Los faros se empiezan a deteriorar además de por el paso del tiempo, por posibles grietas, filtraciones de agua o incluso de estar expuestos al sol.

Antes de nada, es fundamental conocer que los faros de los coches están fabricados en policarbonato y no en cristal como se suele pensar.

Faros interactivos Volkswagen

¿Qué consecuencias tiene llevar los faros en mal estado?

Llevar los faros en mal estado tiene consecuencias. La más peligrosa es la pérdida de la eficacia del alumbrado. Además, de convertirse en un problema a la hora de pasar la ITV, puede ser un riesgo durante la conducción.

Para poder solucionar estos problemas existen muchas soluciones en el mercado; cambiar el faro o piloto o pulirlos en cinco sencillos pasos. ¿Qué materiales se necesitan para pulir los faros?

Cinta de carrocero, lijas de diferentes granos, taladradora, trapo que no deje pelusa, pulimento, discos de lana y agua.

faros LED vs xenón y halógenos

¿Cómo pulir los faros del coche? Limpieza

El primer paso para poder pulir los faros del coche consiste en limpiar correctamente la superficie. De esta forma, se eliminarán posibles residuos. Para conseguir este objetivo se recomienda utilizar un trapo que no deje residuos y un cubo con agua y jabón.

Una vez que los dos faros se encuentran limpios, se deberá enmascarar, con cinta de carrocero. Dicha cinta se colocará alrededor de los faros para evitar realizar desperfectos en la carrocería o en los paragolpes.

Luces conducción nocturna

¿Cómo pulir los faros del coche? Lijado

El segundo de los pasos para pulir los faros del coche consiste en el lijado. A través de este proceso, se podrá eliminar cualquier superficie desgastada. Se utilizarán diferentes tipos de lija para quitar la parte estropeada.

Antes de empezar a lijar, se aconseja mojar la superficie a restaurar y llevar un ritmo constante, evitando los movimientos bruscos. Una vez que se haya lijado toda la superficie, el plástico debería haberse quedado blanco.

¿Cómo pulir los faros del coche? Pulido

El tercero de los pasos pasa por el pulido. Antes de nada, se deberá secar la superficie para evitar posibles gotas durante el proceso. Es aconsejable que se utilice un pulimento líquido con siliconas. 

Se tendrá que aplicar con cuidado y a una velocidad media baja sin insistir en el mismo lugar. Poco a poco, el faro podrá ir recuperando la transparencia deseada.

Luces conducción nocturna

¿Cómo pulir los faros del coche? Limpieza final

Antes de poder finalizar, es fundamental volver a limpiar toda la superficie. Además, se realizará una supervisión. En ella el usuario deberá comprobar que ha quedado completamente transparente y la superficie lisa.

Se volverá a limpiar el faro con el trapo y el cubo de agua y jabón con el objetivo de eliminar posibles restos, tanto de polvo como de pulimento. A continuación, se deberá secar con un trapo seco para ver un resultado más realista.

Como pulir faros opacos

¿Cómo pulir los faros del coche? Sellado

El quinto paso para pulir los faros del coche no es obligatorio pero es importante tenerlo en cuenta. Aplicando una capa de barniz protector se puede conseguir un resultado más duradero.

Este barniz necesitará un tiempo de secado en el que no se podrá utilizar el vehículo y además, deberá estar resguardado de cualquier agente externo.