Ponerse bien el cinturón de seguridad es una tarea muy sencilla y rápida que además, puede llegar a reducir el 80% de las muertes en caso de accidente en carretera.

¿Cómo ponerse bien el cinturón de seguridad? Seguro que esta pregunta ha pasado más de una vez por la cabeza de muchos conductores y aunque parezca algo sencillo, tiene alguna que otra complicación. Tal y como asegura el RACE, el cinturón de seguridad puede llegar a reducir el riesgo de muerte en caso de accidente en un 80%.

Además, se ha convertido en el mayor invento de seguridad pasiva de la historia hasta la reciente llegada de la frenada autónoma de emergencia.  El cinturón de seguridad se implantó en España, de forma obligatoria, en 1975, tal y como asegura el Thatcham Research.

Según datos de la Organización Mundial de la Salud, el cinturón de seguridad se ha convertido en uno de los sistemas preventivos que más vidas ha salvado en la historia. Eso sí, para que este dispositivo funcione adecuadamente, es recomendable conocer como colocarse el cinturón.

Antes de iniciar la marcha, ponerse el cinturón de seguridad

Es importante destacar que la actual normativa de seguridad vial obliga al uso del cinturón de seguridad tanto en los asientos delanteros como en los traseros. El objetivo de la implantación de esta medida es impedir que los pasajeros salgan despedidos por el parabrisas en caso de colisión.

Además, hay que recordar que cualquier objeto, carga o incluso ocupantes, pueden salir proyectados a la misma velocidad a la que circulaba el vehículo, llegando a multiplicar la fuerza del impacto.

Ponerse bien el cinturón de seguridad es un hábito muy sencillo y que no requiere esfuerzos físicos ni mentales. Una vez que el conductor esté sentado en el asiento, se deberá alcanzar el cinturón, tirar de él suavemente y llevarlo hasta la hebilla para proceder a su abrochado. Se deberá evitar pillarlo con la puerta o con cualquier otro elemento como el freno de mano.

Es un gesto muy sencillo, rápido y seguro ya que podría ahorrar numerosas muertes en carretera.

Cinturón de seguridad y airbag frontal

Además de habituarse a ponerse el cinturón de seguridad como medida preventiva, si se combina con el airbag frontal, la seguridad puede llegar a aumentar y reducir el riesgo de lesiones graves.

Cabe destacar que si el cinturón se lleva desabrochado, el golpe que se recibirá es mucho más agresivo puesto que se chocará contra el volante o en su defecto el salpicadero. El cinturón de seguridad debe ir bien ceñido al cuerpo por lo que no es recomendable conducir con grandes chaquetas o con muchas capas de ropa. También hay que evitar las pinzas para que no apriete.

Antes de iniciar la marcha, hay que comprobar que la parte superior del cinturón se encuentra entre el cuello y el hombro, es decir que se quede apoyado en la clavícula. Si el cinturón roza el cuello, se tendría que bajar el punto de altura en el vehículo.

La banda bajará por el centro del pecho y la parte inferior del cinturón deberá ir sobre las caderas, nunca encima del abdomen. Es importante recordar la importancia de no poner cojines, toallas o similares, estos objetos podrían causar el denominado por el RACE efecto submarino y el cuerpo podría deslizarse por debajo de la banda abdominal.