La limpieza de nuestro vehículo es un factor que muchas veces se acaba omitiendo por factores económicos, o sencillamente por pereza. Hoy os contamos la forma más rápida y eficaz de sacarle rendimiento a este proceso.

Lavar tu vehículo puede resultar rápido y barato. No siempre es necesario tener que recurrir a servicios de limpieza especializados, o a las máquinas automatizadas con programas predefinidos en las gasolineras.

La forma manual, bajo nuestro punto de vista, es siempre la más económica y en muchas ocasiones, la mejor.

Gracias a herramientas como la pistolas de agua a presión o las escobillas disponibles en estaciones de repostaje, podemos dejar nuestro vehículo impecable en apenas 10 minutos. Todo ello por un coste que no excederá los 3 o 4 euros.

Muchas pistolas automatizadas tienen distintos programas con los que podemos dar distintos tipos de tratamiento a nuestro vehículo. Espuma, encerado, agua a presión o escobilla, son algunas de ellas.

El tiempo que nos aporta 1 euro no es igual en todos los puntos de limpieza, sin embargo, suelen rondar el minuto de tiempo o incluso más.

Para poder aprovechar de manera óptima este sistema, evitar partes como el encerado o el abrillantamiento nos aportará tiempo y obtendremos grandes resultados.

La escobilla por otro lado, es especialmente necesaria para esas manchas más asentadas en la carrocería, como los restos de todo tipo de insectos que impactan con nuestra luna, o distintos tipos de porquerías que se incrustan durante días en el vehículo. 

El lavado a presión que ofrecen las pistolas son especialmente interesantes para rematar el trabajo realizado por la escobilla y para aclarar y expulsar los restos de suciedad.

Una primera pasada con agua a presión y espuma suavizará la suciedad más incrustada, que más adelante quitaremos con la escobilla. Para finalizar volveremos a recurrir de la pistola a presión para terminar el trabajo.

En este vídeo que os mostramos a continuación se explica de manera divertida y sencilla cómo llevar a cabo este proceso de manera óptima:

Así que recuerda, especialmente en lo que concierne a la limpieza del exterior del vehículo. Puedes obtener muy buenos resultados de forma manual. Si necesitas una limpieza exhaustiva, te recomendamos los lavados personalizados que se realizan a mano. Estos son más caros, pero los resultados, también sobresalientes.