No facilitar el paso a los vehículos prioritarios puede ser una infracción grave, además de poder estar poniendo en peligro la vida de alguien

El Reglamento de Circulación (RGC) establece que los vehículos prioritarios siempre “tendrán prioridad de paso sobre los demás vehículos cuando se hallen en servicio de urgencia”, es decir, cuando lleven encendidas las señales luminosas o las acústicas.

A su vez, los conductores de vehículos de emergencias pueden circular por encima de los límites de velocidad y están exentos de cumplir otras normas o señales. No obstante, ellos serán responsables en caso de accidente.

¿Cómo se debe actuar ante un vehículo de emergencias?

Según el Reglamento General de Circulación, en el artículo 69 recoge la obligación de todos los conductores de facilitar el paso a los coches prioritarios «apartándose hacia la derecha si es posible o deteniéndose si fuera necesario».

No obstante, pueden presentarse muchos condicionantes o situaciones que nos impidan apartarnos o nos impidan establecer un paso lo suficientemente grande para el paso de estos vehículos.

Actuar bajo el sentido común

Saber como actuar ante un vehículo de emergencias, en ciertas ocasiones, es tarea complicada. Por ello, debemos aplicar el sentido común y sed conscientes de la necesidad que estos vehículos prioritarios pueden tener.

Cabe recordar que los vehículos prioritarios los conforman los agentes de la autoridad, bomberos, asistencia en carretera, ambulancias y servicios de autopista. Todos ellos en servicio urgente.

Asimismo, siempre y cuando estén en servicio urgente, llevarán las señales lumínicas y auditivas, por lo que debemos de percatar su proximidad y reaccionar rápidamente para apartarnos o desviarnos y facilitar el paso.

¿Cómo debemos actuar ante un vehículo de emergencias según la vía?

Es evidente, como hemos explicado anteriormente, que algunas factores externos a nosotros, como puede ser la vía, nos dificulte facilitar el paso a los vehículos de emergencias.A continuación, os vamos a explicar como actuar de manera correcta dependiendo del tipo de vía al que nos enfrentemos y a la cantidad de coches presentes en ella.

Vías de doble sentido

En vías de doble sentido, es decir, una carretera secundaria o convencional de un carril por sentido, debemos desviarnos hacia la derecha para que el vehículo de emergencias circule por el centro.

Dos carriles por sentido

En carreteras de dos carriles por sentido, como puede ser una autovía o una autopista, el del carril de la derecha deberá pegarse a la derecha y el de la izquierda a la izquierda, dejando libre el centro.

Tres carriles por sentido

En carreteras de tres carriles por sentido, el de la izquierda deberá arrimarse a la mediana, y los que están en el carril central y derecho, a la derecha. Siempre alerta a los demás coches que circulan para evitar colisiones.

La importancia de facilitar el paso a los vehículos de emergencia

Saber como debemos actuar ante un vehículo de emergencias es más importante de lo que podemos llegar a pensar. En juego, puede estar la vida de alguna persona o una situación de peligro.

Un dato revelador, es que durante los 60 minutos siguientes a un accidente de tráfico, se producen el 75% de los fallecimientos. En consecuencia, la rapidez de los servicios de emergencias tanto al lugar de los hechos como al centro sanitario es fundamental para reducir la mortalidad en un 15%.