Los neumáticos son una de las partes más importantes de un vehículo. Su mantenimiento, para conseguir la mayor seguridad al volante posible es obligatoria. Hoy aprenderemos a prevenir su desgaste y a informaros de las posibles sanciones.

Para que los neumáticos nunca fallen, y, puedas estar seguro de realizar la conducción más segura en este aspecto, debes tener en cuenta tres reglas básicas de mantenimiento: comprobar periódicamente la presión, buscar imperfecciones visuales y controlar el desgaste de los mismos.

Unos neumáticos en mal estado son un peligro para tí y para el resto de integrantes de la carretera. Pueden ocasionar derrapes en muchas situaciones, y, especialmente durante el trazado de una curva. Además, si la policía se da cuenta, podrás ser gravemente sancionado al ser responsable de cometer un delito contra la seguridad vial.

A continuación aprenderemos las formas más sencillas de comprobar el desgaste de tus neumáticos, para que, de esta forma, puedas evitar situaciones desagradables:

  • Testigo de desgaste: todos los neumáticos tienen testigos de desgaste. Son piezas de goma de 1,6 mm de espesor incrustados en el fondo  de las ranuras del neumático, a veces, incluso son de un color diferenciador con respecto a la goma. La manera de comprobar, usando este método es sencillo, si estos testigos están desgastados o son inexistentes, significará que es hora de cambiar los neumáticos por otros nuevos y en perfecto estado.

Desgaste de los neumáticos

  • Indicadores de profundidad: esta útil herramienta está disponible en cualquier tienda de vehículos y en muchas gasolineras. El testigo de desgaste es sólo una herramienta visual que te permite ver de manera superficial el desgaste. Un indicador de profundidad puede medir el desgaste a lo largo del vehículo para encontrar imperfecciones en distintas zonas.

Desgaste de los neumáticos

  • El truco de la moneda: pese a que un indicador de profundidad es muy barato, siempre tienes la opción de hacer la típica medición a ojo con el truco de la moneda. Para identificar el desgaste en neumáticos de verano, introduce en las ranuras una moneda de 1€, si las monedas del borde de la moneda todavía son visibles, tendrás que plantearte cambiar tu neumático.
    En el caso de que sean de invierno, coge una moneda de 2€, si el borde plateado sobresale de la ranura, significará que el neumático está desgastado.

Desgaste de los neumáticos

 

¿Puedes ser multado por llevar los neumáticos desgastados?

Si la policía se da cuenta de que tus neumáticos están desgastados, puedes ser sancionado económicamente. La cifra por infringir esta normativa, no es nada desdeñable, hablamos de una multa que puede ascender a los 200€ por cada neumático afectado. Además, si el desgaste fuese realmente exagerado, la policía podrá inmovilizar tu vehículo, así que ten mucho cuidado, por que te puede salir más cara la propia multa que el hecho de cambiar tus neumáticos.

multa de tráfico