El cambio de aceite y sus respectivos filtros, son algunas de las acciones más necesarias y comunes dentro del mantenimiento de nuestro coche.

El cambio de aceite y filtros se suele realizar anualmente. Esta parte del mantenimiento es crucial para asegurar la vida útil de tu coche. Si tienes tiempo, no es necesario que realices esta operación en el taller, de este modo, te ahorrarás entre otras cosas, la tarifa por mano de obra.

Para llevar a cabo esta tarea, algunas herramientas serán necesarias:

    • Elevador o gato hidráulico: necesario para poder elevar el coche y tener acceso a las partes inferiores.
    • Embudo: útil para rellenar el aceite.
    • Guantes: recomendables por higiene y demás.
    • Kit de llaves y elementos quitafiltros: de esta manera nos aseguramos de tener un fácil acceso a todas las zonas.

Ahora tendríamos todo lo necesario para realizar esta operación. A continuación os explicamos en pocos pasos cómo cambiar los filtros y el aceite del coche.

Cambiar el aceite en sencillos pasos

  • Arranca el motor: para llevar a cambio el cambio de aceite, este tiene que estar caliente. Mantén el coche encendido durante aproximadamente 5 minutos para afrontar el siguiente paso.

  • Levanta el coche y encuentra el tapón: con ayuda de herramientas como el gato hidráulico eleva el coche. Ahora intenta ubicar el tapón del vaciado del aceite. En casi todos los coches estará a la vista debajo del motor, sin embargo en algunos modelos tendrás que quitar protecciones para acceder a él.
  • Usa un un recipiente: esto evitará que te manches tanto como tú como tu entorno. Además ayuda a no promover ningún tipo de contaminación.
  • Quita el tapón: Es importante destacar que tengas cuidado, ya que el aceite estará caliente. El uso de unos bueno guantes de goma pueden ayudar a evitar sustos. Tienes que dejar que salga todo el aceite, hasta la última gota.
  • Quita el filtro del aceite: en el proceso de vaciado de aceite, puedes ir adelantándote y buscar un recipiente cilíndrico negro, o incluso metálico, el cual está enroscado en el motor. Quítalo con la herramienta pertinente.

  • Pon el nuevo filtro: antes de ponerlo asegurate de engrasar bien la goma del mismo, para que en futuros reemplazos no se quede pegado. Ahora enrosca el nuevo filtro, pero cuidado, no lo hagas con herramientas, sino con tus manos. Si lo aprietas demasiado incrementarás la temperatura del aceite durante tus recorridos.
  • Vuelve a colocar el tapón de vaciado: una vez el aceite es completamente removido, vuelve a poner el tapón. Recuerda no apretarlo demasaido.
  • Busca el tapón de llenado de aceite: una vez lo encuentres ábrelo e introduce el nuevo aceite. El tapón suele ser de un color llamativo, por lo que no te será difícil encontrarlo.
  • No ahorres en aceite: este elemento es importantísimo. Asegúrate de comprar un aceite de buena calidad. Ve midiendo con tu varilla hasta que llegue al nivel necesario.

Una vez hecho esto habrás sustituido el aceite de tu coche de manera satisfactoria. Como ves no era tan complicado como parecía.