La Comisión Europea denuncia a España por exceder los límites permitidos de dióxido de nitrógeno en Madrid y Barcelona.

La Comisión Europea anuncia que ha denunciado a España ante el Tribunal de Justicia Europeo (TJUE). El motivo de la denuncia ha sido el incumplimiento de la normativa de contaminación en Madrid, Barcelona y Vallés-Baix Llobregat. Estas tres ciudades son los puntos exactos donde se han excedido los niveles máximos permitidos de dióxido de nitrógeno que estipuló la normativa en el año 2008.

“La decisión de llevar a España al Tribunal concierne las áreas urbanas de Madrid, Barcelona y Vallés-Baix Llobregat, donde los límites legales de NO2 se han superado de forma persistente”, afirmaba la Comisión Europea en un comunicado.

La calidad del aire en Madrid y Barcelona ha empeorado

Plan de Movilidad para el Centro de MadridSegún las afirmaciones que se han mandado desde Bruselas, los datos sobre calidad del aire que ha enviado España “confirman la ruptura sistemática de las reglas europeas sobre valores de dióxido de nitrógeno”. Esta normativa se creó en 2010, por lo que 9 años después está siendo superada por nuestro país. Este hecho no sorprende después de conocer datos como el de que los coches matriculados durante el primer semestre de 2019 son más contaminantes que los de 2018.

Karmenu Vella, comisario europeo de medio ambiente, declaraba: “Nunca nos alegra tener que ir a los tribunales, pero a veces es la única forma de conseguir resultados”. Además, dejaba muy claro que “no hay margen para compromisos”, puesto que se trata de un tema que incide de manera directa en la salud de la sociedad.

Vella explicaba que los límites impuestos en Europa en cuanto a polución del aire se acuerdan junto con los gobiernos nacionales y están basados evidencias científicas que comprobadas. Por lo tanto, en caso de que un país exceda estas limitaciones, como es el caso de España en la actualidad, “hay una urgencia” de tomar medidas para intentar corregir la situación. Además, hay que tener en cuenta que la UE reducirá aún más las emisiones permitidas en 2030, por lo que la situación es muy preocupante.

Madrid Central, uno de los detonantes de la denuncia de la Comisión Europea a España

El tema más polémico en este sentido es Madrid Central, una medida que se está convirtiendo en una cuestión de disputa política, puesto que el nuevo Gobierno madrileño intentó revertirlo pero tuvo que volver a implantarse de nuevo por un auto judicial que así lo obligaba. Por lo tanto, de nuevo, hay multas en Madrid Central.

Sin embargo, el comisario europeo no se quiso mojar en este aspecto, puesto que dijo que se deben tomar medidas, pero que corresponde a las autoridades de cada país decidir cuáles deben ser las medidas a tomar.

Karmenu Vella ha afirmado que ha contactado con Teresa Ribera, ministra de Transición Ecológica de España, para tratar este espinoso asunto. Además, insta a todos los implicados a unirse para “diseñar e implementar medidas efectivas para asegurar que las normas se cumplan, puesto que nuestro interés final es la salud de la población”.