El avisador acústico para peatones y ciclistas de Tesla también podrá emitir otro tipo de sonidos como la locución del vídeo publicado por Elon Musk

Si el ascensor nos avisa de la parada en una determinada planta, si la nevera nos avisa de que falta leche, si la lavadora nos pregunta por las revoluciones a las que deberá centrifugar en el programa escogido o si el altavoz con el que se gestiona la domótica de nuestro hogar puede sugerirnos cambios ambientales ¿por qué los coches no iban a poder dirigirse a los peatones y ciclistas para dar aviso de su presencia? Más si se trata de un Tesla.

De nuevo Elon Musk ha tomado su perfil de Twitter para dar a conocer un nuevo avance en la tecnología que, no tardando mucho, estará presente en los futuros coches manufacturados por la empresa que dirige.

En este caso y como viene siendo habitual en él, utilizando el apodo de ‘Buff Mage‘, ha publicado y compartido un pequeño vídeo de tan solo 6 segundos donde se recoge el momento en que uno de los Tesla Model 3 de pruebas del equipo desarrollo tecnológico lanza un gutural y nada amistoso comando de voz a los viandantes cercanos  al vehículo.

Además, el propio Director Ejecutivo de Tesla avanza el contenido con unas breves palabras donde avanza que sus vehículos pronto se comunicarán con las personas cuando se desee y que ya es una realidad.

A modo de sorna, la voz sintetizada del automóvil utiliza el altavoz exterior utilizado a modo de avisador acústico de peatones, obligatorio a partir del próximo año 2021, para instar, no sin rudeza, a los peatones que se encuentran en el entorno del coche a que se aparten.

Es cierto que, dado el carácter del vídeo, parece más una broma del equipo de probadores y del propio Musk que el comando definitivo que solicitará a los viandantes que permanezcan fuera de la trayectoria de los Tesla.

Sea como fuere, en este caso, el mandamás de la marca californiana demuestra que sus planes de convertir sus coches en un arsenal tecnológico con ruedas sigue hacia delante y que solo es cuestión de tiempo el ir añadiendo nuevos sistemas o tecnologías que transforme el concepto clásico del automóvil.

Como recientemente ha presentado Lamborghini, introduciendo Alexa, de Amazon, en sus nuevos Lamborghini Huracan Evo, Tesla equipará a los coches con una tecnología similar. Un sistema propio basado en la inteligencia artificial capaz de interactuar tanto con sus usuarios de abordo como con las personas que se encuentren en un entorno inmediato.