CUPRA apuesta por la impresión 3D en el desarrollo del nuevo León Competición. El resultado es espectacular.

El Cupra León Competición se presentará el próximo 20 de Febrero. Mientras tanto, en su desarrollo, Cupra apuesta por utilizar distintas piezas del diseño obtenidas mediante la utilización de la tecnología de impresión 3D.

La impresión 3D forma parte del futuro del desarrollo

¿Te has fijado en el retrovisor de este modelo? parece uno normal, pero no lo es. Se trata de una pieza impresa en 3D, un sistema que CUPRA ha comenzado a implementar en el desarrollo del nuevo León Competición en colaboración con HP.

Mayor agilidad, eficiencia y flexibilidad son las ventajas de un sistema que está llamado a revolucionar el desarrollo de automóviles.

Imprimiendo piezas

En palabras de Xavi Serra, responsable del desarrollo técnico de CUPRA Racing:

“Para el nuevo CUPRA León Competición hemos modelado el módulo central de mando del volante, la salida del aire del capó, el retrovisor y las tomas de refrigeración para frenos y agua”

Estas piezas se han producido usando la tecnología de impresión 3D HP Jet Fusion 5200 y han formado parte de las exigentes pruebas del desarrollo del nuevo modelo de competición.

Una mayor eficiencia y agilidad

Las ventajas que aporta esta tecnología son múltiples. El objetivo principal es tener muchas piezas en poco tiempo.

Se pueden probar una gran variedad de diseños en un tiempo reducido. Además, como el desarrollo de vehículos ahora se hace en paralelo, esta tecnología permite reaccionar ágilmente ante cualquier cambio que se produzca en el proceso de diseño. Es decir, son todo ventajas.

Pruebas en pista

Siendo un coche de competición, la fase final del desarrollo solo se puede llevar a cabo en un lugar: los circuitos. En concreto, el León Competición con sus piezas impresas en 3D, se puso al límite en las pistas de Portimao (Portugal).

 “Los resultados han sido muy buenos, y algunos incluso sorprendentes, porque hemos ido a buscar los límites del material”.

Pruebas de las piezas 3D contra el viento

En las competiciones TCR, el retrovisor es una pieza que, por reglamento, debe tener la misma forma que el coche de serie. Los ingenieros de CUPRA, sin embargo, querían «darle la vuelta a la tortilla».

Querían añadir una funcionalidad adicional, en concreto, la refrigeración del piloto. Para ello se diseñó una entrada de aire en la zona de máxima presión para conseguir dicha refrigeración.

El lugar donde se ponen a prueba estos materiales es el túnel del viento, donde las piezas impresas en 3D se testean exactamente igual que el resto. En estas instalaciones, cuanta más variedad de piezas se puedan probar, mejor será el resultado. De este modo se avanza mucho más rápido.

El futuro es en «3D»

En palabras de Virginia Palacios, directora de desarrollo de sistemas del negocio de impresión 3D de HP:

«La impresión 3D va a suponer un punto de inflexión en la industria automovilística ya que permite acelerar los plazos y la tecnología 3D de HP ayuda a los diseñadores a crear piezas que no se podrían producir con otras tecnologías”.

Queda claro que la tecnología de impresión 3D ya es presente y continuará siendo una parte del futuro del desarrollo del sector del automóvil. Ahora podemos ver su aplicación, también, al mundo de la competición. ¿Quién sabe cuántas cosas podremos hacer con esta tecnología en el futuro?.