Citroën cumple 100 años de vida y, para celebrarlo, lanza la serie Origins con el Citroën C3 Origins como primer modelo conmemorativo

Cien años distancian el nacimiento y el próximo cumpleaños de una marca referente para la automoción. Citroen, el constructor galo que ha popularizado los dos chevrones por el mundo quiere celebrar dicho aniversario con una serie especial. Y el Citroën C3 Origins será el primero de los lanzamientos exclusivos de esta producción limitada.

Citroën es una marca que desde sus inicios ha mostrado una capacidad extraordinaria para experimentar e innovar. Ahora, amparándose en la exclusividad que otorga a un vehículo la personalización de los acabados, elige a su modelo más vendido a nivel mundial, el Citroën C3, como primera muestra de celebración

Tomando de referencia el modelo Citroën Traction Avant, un modelo emblemático de la marca que abrió a los clientes la posibilidad de elegir lo que, en aquel momento venía de fábrica, el color de la carrocería y de sus ruedas, ahora dota a su Citroën C3 Origins de un acabado especial y un paquete tecnológico exclusivo.

La exclusividad del Citroën C3 Origins

Como en otras ocasiones, Citroën ha elegido una combinación bitono para distinguir una de sus ediciones especiales. Así, el Citroën C3 Origins luce un el techo en Negro Onyx que se ajusta a la perfección para cualquiera de los colores disponibles para la carrocería: Blanco Banquise, Gris Artense o Gris Platino.

El conjunto se apoya en el modelo de llantas de 17 pulgadas negras diamantadas Cross Black. La salpicadura del color bronce anodizado en otros puntos como los embellecedores de los faros antiniebla y los adornos de los característicos Airbump junto con el acabado del pilar C ofrecen una armonía entre colores fríos y una distinción elegante para este acabado como Citroën C3 Origins que se remata con el logo conmemorativo que lucirán solo las versiones de las ediciones especiales “Origins since 1919”. En la zaga, un discreto alerón trasero culmina elegantemente el toque distintivo.

Distinguido por dentro y por fuera

En el interior del Citroën C3 Origins, la correspondencia con el acabado exterior, viene dada gracias al uso del color Bronce Anodizado y de la banda decorativa Gris Curitiba. Un habitáculo donde la nota de distinción la ponen el volante en cuero, las alfombrillas específicas, un embellecedor de la plancha de a bordo en color bronce y la tapicería de los asientos que también utiliza el gris y el bronce como colores principales. Unas butacas que han sido diseñados para ofrecer el máximo confort mientras se disfruta de su uso.

Para fomentar el plus de distinción respecto del resto de acabados, el Citroën C3 Origins cuenta con el sistema de navegación conectado Citroën Connect NAV, pantalla táctil, ayuda al estacionamiento trasero, climatizador automático, sensor de lluvia y encendido automático de luces.

Los asistentes a la conducción que se ofrecen en el Citroën C3 Origins son el de reconocimiento de señales de velocidad y recomendación, alerta de cambio de carril involuntario, regulador/limitador de velocidad con toma en cuenta de límites de velocidad, ayuda a la salida en pendiente y el indicador de descanso recomendado.

Los motores del Citroën C3 Origins

Esta edición especial Citroën C3 Origins está disponible en diésel y gasolina. Los bloque elegidos son el BlueHDi 100 S&S para el motor de gasóleo, y el PureTech 82, Puretech 110 S&S, ambos con caja manual, y el PureTech 110 S&S EAT6 de cambio automático, ésta última especialmente recomendada para quienes disfrutan de la conducción sin complicaciones.

El precio para la versión más barata del Citroën C3 Origins, es la del motor PureTech 82 S&S por 13.090 euros. Cabe mencionar que este acabado Origins since 1919 llegará a otros como son el Citroën C1, C3, C3 Aircross, Berlina C4 Cactus, C-Elysée, C4 SpaceTourer y C4 Grand SpaceTourer