El Citroën C1 Origins tiene un claro objetivo con su inclusión en el mercado; rendir homenaje a uno de los vehículos más míticos de la marca gala; el Citroën 2CV.

Este mismo año la marca de los chevrones celebra su centenario de una forma muy especial, concretamente a través de la serie especial Origins. A través de esta nueva gama, la marca asocia cada modelo de su gama actual a uno de los rasgos que definen a la marca desde 1919. «El confort, la personalización, la aventura, el carácter berlina, el viaje en familia, la habitabilidad y la agilidad», son solo algunas de las características que la marca gala quiere homenajear.

Según el fabricante francés, el Citroën C1 Origins «se desenvuelve fácilmente en la ciudad, gracias a sus dimensiones compactas y su manejabilidad. Rinde homenaje a otro modelo icónico también muy ágil; el Citroën 2CV de los años 50″. Ahora, el nuevo modelo se puede reservar con un precio de salida de 10.990 euros, con un regalo muy especial; una cámara de visión trasera.

El Citroën C1 es un modelo urbano del que se han vendido más de un millón de unidades desde su lanzamiento en 2005. El utilitario también celebra los cien años de la marca vistiéndose con la edición especial Origins. «Inspirado en las personas y en sus modos de vida, el Citroën C1 les facilita la vida en su día a día, tanto en su versión berlina como descapotable. Ágil y práctico, se desenvuelve fácilmente en ciudad, gracias a sus dimensiones compactas y su manejabilidad«.

Un claro homenaje al Citroën 2CV

El ya mítico Citroën 2CV de los años 50 se convirtió en un auténtico símbolo de libertad. «Cuatro ruedas bajo un paraguas» que pudieran «transportar una cesta de huevos por el campo sin romper ni uno solo». Estas fueron las palabras fijadas en el cuaderno de cargas, en 1936, antes de que el Tout Petite Voiture, TPV, tomara su forma definitiva en el Salón del Automóvil de París de 1948, bajo el nombre de 2CV.

Este icónico automóvil es «una leyenda que celebró su 70 aniversario el año pasado y que posee un récord de longevidad con más de cinco millones de unidades fabricadas hasta el mes de julio de 1990«.

Según la marca de los chevrones, «con el 2CV como referente, el Citroën C1 Origins se caracteriza, en el exterior, por los colores elegantes de su carrocería. Está disponible en los tonos Blanco Lizipan y Gris Gallium, combinados con un techo Negro Onyx. Equipado con una luneta trasera sobretintada y llantas de aleación negras de 15” Planet, el Citroën C1 Origins presenta toques de color bronce en diversos elementos del exterior, como los embellecedores, las coquillas de los retrovisores, la custodia trasera y la puerta del maletero. Además, en las puertas delanteras se pueden ver los adhesivos con la firma Origins since 1919, que conmemora los 100 años de Citroën«.

 

En cuanto a los interiores se refiere, esta edición especial incorpora el denominado ambiente interior ‘Origins’ que llaga con asientos con una tapicería en color gris chiné específica, con pespuntes en tono Gold y la etiqueta en la que se puede leer ‘Origins’, así como un pack color bronce que consiste en que el modelo equipa detalles en dicho tono como los aireadores y aspectos de la consola central, sin olvidarnos de las alfombrillas que también son especiales.

«El Citroën C1 Origins cuenta, entre otros equipamientos, con una pantalla táctil de 17,8 cm (7”), Mirror Screen con Android Auto y Apple Car Play, radio MP3 y toma USB, climatización automática y encendido automático de luces, ayuda a la salida en pendiente, limitador de velocidad y luces diurnas LED». Está propulsado por un motor gasolina VTi 72 S&S.

Carrocería
Puertas
Maletero (l.)
Hatchback5, 3196
Consumo Medio (l/100km)
Potencia (CV)
CO2 (g/Km.)
4,1 - 4,369 - 8293 - 99

Ver todas las versiones del Citroen C1 (11.950€ - 14.989€)