Entre los cinco coches eléctricos modernos que han hecho historia destaca el GM EV1, el Toyota RAV4 EV y el Tesla Roadster.

El coche eléctrico pretende revolucionar el mercado y al contrario de lo que se puede llegar a pensar no es una tecnología nueva y es que fue en 1800 cuando se empezaron a desarrollar los vehículos eléctricos. Aunque su desarrollo ha ido evolucionando de forma intermitente, se han seleccionado los cinco coches eléctricos que han hecho historia.

Son muchos los automóviles eléctricos que han llegado a circular por las calles de todo el mundo. Las cifras hablan por sí solas y es que en el año 1900, el 38% de los vehículos eran eléctricos.

El primer coche eléctrico data del siglo XIX, aunque se desconoce la fecha exacta, todo apunta a que se desarrolló entre 1830 y 1840. Estuvo diseñado por Robert Anderson y algunas fuentes dicen de él que fue el padre del coche eléctrico.

Con el paso de los años, muchos usuarios se decantaron por el coche eléctrico porque eran fiables, silenciosos y la autonomía estaba acorde con la época.

Coche eléctrico

Cinco coches eléctricos modernos que han hecho historia

Son numerosos los fabricantes que durante la década de los años 90 desarrollaron modelos con cero emisiones. Años más tarde, entre 2003 y 2005 algunas marcas de automóviles y el Gobierno americano los retiraron de la circulación y apostaron por los motores de combustión, híbridos y de pila de hidrógeno, tal y como se puede contemplar en el documental ‘Who killed the electric car’ dirigido por Chris Paine.

GM EV1

El GM EV1 encabeza la lista de los cinco coches eléctricos modernos que han hecho historia y es que se convirtió en el primer coche eléctrico moderno. Llegó al mercado americano en 1996 de la mano de General Motors aunque se comercializara bajo la marca Saturn. Su producción se interrumpió en 1999 y entre 2003 y 2004, General Motors los retiró completamente del mercado.

Se fabricaron 1.117 unidades de las que muy pocas se salvaron de la destrucción. Unas cuarenta unidades se entregaron a museos e instituciones académicas con el compromiso de no reactivarlos ni conducirlos en las vías públicas. Una de ellas se encuentra en el Museo Petersen. Es importante destacar que las unidades cedidas se encuentran inutilizadas por la propia General Motors. Solo existe un GM EV1 completamente funcional y se encuentra en el Museo Smithsonian.

El GM EV1 solo estuvo disponible para los usuarios mediante un sistema de renting que iba desde los 250 a los 500 dólares mensuales. Era un coupé de dos plazas con un diseño muy aerodinámico que ofrecía una autonomía de 113 kilómetros en su primera versión y que llegaba a los 257 kilómetros en su última generación.

Todos estos alicientes no fueron suficientes para evitar que este automóvil se convirtiera, por uno u otro motivo, en uno de los coches ecológicos que fracasaron.

Toyota RAV4 EV

El Toyota RAV4 EV nace en 1997 con el objetivo de cumplir la normativa de emisiones de California. Se pusieron a disposición de los clientes 1.484 unidades de la primera generación, mientras que de la segunda versión se llegaron a comercializar 2.489 unidades hasta 2015.

La primera generación tiene una velocidad máxima de 126 km/hora y una autonomía que se aproximaba a los 100 kilómetros. Además, fue uno de los primeros vehículos con caja de cambios de una sola velocidad y posibilidad de equipar el sistema de carga inductiva.

En su segunda generación, Toyota colaboró activamente con Tesla. El fabricante americano suministró los trenes motrices y las baterías a la marca nipona. El Toyota RAV4 EV de segunda generación ofrecía una autonomía de 166 kilómetros. Es importante destacar que diversos componentes, como la batería, la unidad electrónica y el tren motriz, son similares a los que Tesla ha utilizado en el Tesla Model S presentado en el año 2012.

Honda EV Plus

El Honda EV Plus también formó parte de los cinco coches eléctricos modernos que han hecho historia. Llegó al mercado en 1997 y fue retirado en 1999. El objetivo de este coche eléctrico de Honda fue aprender el funcionamiento de la batería en un vehículo de este tipo de propulsión.

Equipaba una batería de NiMH que posteriormente se ha utilizado en los híbridos de la marca. El Honda EV Plus se recargaba a través del sistema de carga conductiva a través del conector Avcon. Contaba con el sistema de frenada regenerativa, capacidad para cuatro personas y parabrisas con calefacción eléctrica.

Ofrecía una autonomía de 130 kilómetros que podía llegar a los 160 kilómetros según el tipo de conducción. Tenía una potencia de 66 CV y podría alcanzar su velocidad máxima a los 130 km/hora.

Estaba disponible en tres colores: verde, bronce y plata. Los arrendatarios tenían que abonar alrededor de 455 dólares al mes. Al final de dichos contratos, los EV Plus fueron destruidos por la marca.

Ford Ranger EV

El Ford Ranger EV forma parte de la selección de los cinco coches eléctricos que han hecho historia y es que al igual que la Chevrolet S-10 EV se construyó para adaptarse a la normativa cero emisiones de California.

Llegó al mercado en 1998 y estuvo en producción hasta 2002. Su ‘renting’ ascendía a 155 dólares al mes durante tres años. La principal diferencia de la Ranger eléctrica con su hermana de combustión era la boca de carga situada en la parrilla frontal. Equipaba baterías de plomo-ácido.

Tesla Roadster

El Tesla Roadster no podía faltar en los cinco coches eléctricos modernos que han hecho historia y es que su presentación oficial se realizó en verano de 2006 en el Aeropuerto de Santa Mónica. El Salón del Automóvil de San Francisco de ese mismo año fue el lugar elegido para su primera exhibición.

Está desarrollado sobre la plataforma del Lotus Elise aunque, posteriormente, Tesla diseñara un nuevo chasis. El motor del Tesla Roadster es una evolución del propulsor del GM EV1 y del AC Propulsion Tzero. Tenía una autonomía de 356 kilómetros.

Años más tarde, en 2015 la compañía de Elon Musk evolucionó el Tesla Roadster y le aumentó la autonomía hasta los 644 kilómetros y la capacidad de la batería se vio aumentada hasta los 70 kWh. El Roadster tiene una potencia combinada de 248 CV y un par máximo de 270 Nm. Es capaz de ponerse de 0 a 100 km/hora en 3,9 segundos.

La historia del Tesla Roadster no acaba aquí y es que en 2020 llegará una nueva versión del superdeportivo con capacidad para cuatro personas. Según ha apuntado el CEO de Tesla será el primer coche de producción que se ponga de 0 a 100 km/hora en dos segundos. Tendrá una velocidad máxima de 402 kilómetros/hora y una autonomía de alrededor de 1.000 kilómetros.