Tras la aprobación del Ayuntamiento de Madrid, el Consejo de Ministros dio luz verde a la construcción de un carril BUS-VAO en la A2

El nuevo carril BUS-VAO de la A2 estará en funcionamiento desde 2021, un proyecto que inició su andadura en 2017 cuando, desde la administración central, la regional madrileña y la propia del municipio de Madrid suscribieron un acuerdo de colaboración por el que construir una vía de tránsito destinada a los vehículos de alta ocupación (autobuses y otros vehículos que transportes desde dos personas en su interior) y otros que puedan disfrutar de las ventajas que significa portar las etiquetas ECO o CERO de la DGT.

Pero ha sido durante este mes de octubre cuando el acuerdo final que supondrá el inicio de las obras de la construcción del nuevo canal de transito destinado a aliviar el tráfico del tramo inicial de la autovía del nordeste y a reducir las cotas de gases de efecto invernadero que soporta a diario los casi 20 kilómetros que tendrá el carril BUS-VAO de la A2.

18 km destinados a mejorar la fluidez y la calidad del aire

Con una media de 114.000 vehículos diarios transitando esta zona, se estima que el 53 por ciento de ellos podrían beneficiarse de este nuevo carril que empezará en en enlace desde Avenida de América en dirección Canillejas hacia San Fernando de Henares, Torrejón de Ardoz y finalizará en Alcalá de Henares.

Las obras proyectadas recogen un carril BUS-VAO de la A2 de 18 km de longitud, situado en el centro de la calzada y con capacidad para permitir el tránsito de vehículos en doble dirección.

Para ambos sentidos se reservará el carril izquierdo para autobuses y vehículos que circulen con dos o más personas, su adaptación se realizará mediante un cambio en la señalización horizontal y vertical además de instalar otros elementos específicos como son cámaras de control, aforadores o balizas luminosas.

La entrada y salida de la capital a través de este nuevo carril BUS-VAO de la A2 tendrá puntos de acceso establecidos para permitir la incorporación y evacuación de los vehículos al mismo.

El coste y las fechas de construcción del nuevo carril BUS-VAO de Madrid

El coste de la creación de este nuevo tramo circulatorio es de 13 millones de euros, de los cuales el consistorio de Madrid a través del Consorcio Regional de Transportes de Madrid hará frente a 3,2 millones y el resto serán asumidos por la Administración General del Estado.

El proyecto establece que el comienzo de las obras empiecen a principios del próximo año 2020 y se lleven a cabo en tres fases para intentar reducir el impacto en el tráfico diario que acoge la autovía A2 en sus kilómetros iniciales.

Esta propuesta es considerada por el el ayuntamiento madrileño como una de las herramientas fundamentales dentro del Plan 360 ya que, este nuevo entorno de regulación del tráfico en el municipio de Madrid busca reducir la circulación y limitar las emisiones de gases nocivos para el medio ambiente y para la salud.