Circular portando un carnet de conducir caducado es un descuido que puede salir muy caro

Por despiste o a sabiendas de la situación, conducir con el carnet caducado es susceptible de ser sancionado.

Como ya abordamos en el artículo a cerca de si es factible o no utilizar el Documento Nacional de Identidad, más conocido como el DNI, como documento acreditativo o sustituto del carné de conducir, ahora nos preguntamos qué ocurre si se conduce con la licencia para ejercer la conducción expirada.

En el caso de tener en nuestro tarjetero un carnet caducado, conducir con él puede ser un problema en caso de ser detectado por un agente de la autoridad que deberá aplicar la normativa y multar esta situación.

De hecho, en una de la más reciente de las campañas de la DGT, la que ponía en las furgonetas sus ojos y en sus conductores como sus destinatarios, tanto los agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil, como aquellos cuerpos locales o regionales participantes, debían comprobar la validez de la documentación tanto del vehículo como de su conductor.

Por ello, es conveniente no dejar caer en el olvido la renovación del carnet de conducir, habida cuenta de que la DGT envía, de manera general, una carta personalizada a modo de recordatorio, al respecto, durante el mes previo a que llegue el momento de que el carnet de conducir caduque.

Renovar el carnet de conducir es un trámite que puede realizarse en cualquiera de las Jefaturas Provinciales de Tráfico, siempre y cuando se realice una petición de cita previa, o bien, directamente en los centros de reconocimiento de conductores donde se realizan las pruebas psicotécnicas que evalúan las actitudes para la conducción desde los que es posible tramitar la renovación.

En este caso, solo es necesario presentar el carnet de conducir, el DNI, Pasaporte o Tarjeta de Residencia, siempre y cuando estén en vigor. Una vez se realicen las pruebas, en el mismo lugar se hará una fotografía del interesado que deberá firmar una solicitud para la prórroga de la licencia y pagar el precio que establezca el centro más los 24,10 euros correspondientes a las tasas.

La multa por conducir con un carnet caducado

En caso de conducir con un carnet de caducado, la sanción que puede recibir el conductor que «sea cazado» al volante de un vehículo deberá hacer frente a una multa económica de 200 euros.

Esta sanción no conlleva pérdida de puntos del carnet de conducir pero sí que vuelve a poner de manifiesto que sale más barato renovar la licencia, un trámite que no debe confundirse con la petición del duplicado del carnet de conducir, que conducir con ella caducada.