La Dirección General de Tráfico activa desde este lunes 20 y hasta el 26 de enero una campaña de control del estado general de los vehículos

De nuevo la DGT pone su atención en los elementos de seguridad y mantenimiento básico de los vehículos que circulan por las carreteras.

El buen o mal estado de conservación tanto de elementos de seguridad y confort como escobillas, luces, lunas,  neumáticos, frenos o amortiguadores garantizan un buen ‘envejecimiento’ de los vehículos pero también una mayor garantía en cuando a la seguridad vial se trata.

El organismo nacional competente en materia de seguridad vuelve a centrar su atención en el estado, o mal estado, de los vehículos que ruedan por el país con el objetivo de identificar, sancionar y, en el peor de los casos, sacar de la vía a quienes circulen fuera de la norma y atenten contra la seguridad en general.

Los agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil, en colaboración con los diferentes cuerpos y fuerzas de seguridad regionales y locales que han sido invitados a tomar parte de esta campaña de control de la DGT del mantenimiento y puesta a punto del vehículo, pondrán sus ojos en vehículos que presenten posibles irregularidades en sus elementos como en su estado ya que, hasta 30 lectores de matrícula evaluarán, de manera telemática, la vigencia de la ITV de los vehículos controlados.

Qué se revisa en la campaña de la DGT

En general, los elementos como los neumáticos, frenos, luces, señalización, parabrisas… serán los elementos fundamentales en la revisión que los agentes de la autoridad realicen.

El estado de las ruedas y, en concreto, el límite legal de 1,6 milímetros de profundidad del surco del dibujo, será uno de los puntos estrella en esta campaña de vigilancia de los vehículos sometidos a análisis.

Otros como las luces, tanto de los pilotos como de las lámparas, así como otras características como la correcta estanqueidad del faro o la intensidad de la iluminación podrían ser susceptibles de ser analizados y, en caso desfavorable, sancionado.

Otros puntos que serán susceptibles de análisis son es estado y legibilidad de las matrículas, la colocación de la obligatoria pegatina de la ITV o incluso que las lunas del coche estén en óptimas condiciones sin daños que afecten a la visibilidad o seguridad vial.