La ITV va a presentar algunos cambios en 2020, por lo que te contamos cuáles serán estas modificaciones y en qué te van a afectar

La ITV es uno de esos trámites que debemos pasar obligatoriamente para poder circular con nuestro coche. Sin embargo, en muchos casos se convierte en una auténtica pesadilla, sobre todo si tu coche tiene alguno de los defectos que hacen que nuestro coche no pase la inspección.

Como toda la industria, las inspecciones también evolucionan, por lo que cada vez son más exhaustivas para cerciorarse de que todos los vehículos que circulan por nuestras carreteras están en óptimas condiciones de seguridad.

Además, la presencia de la electrificación en el sector está cambiando las reglas, por lo que no te puedes perder cuáles son los fallos más comunes de los coches híbridos para pasar la ITV.

Así cambiará la ITV en 2020

Este 2020 hay cambios en la ITV, por lo que vamos a contaros en qué consisten para que no os cojan desprevenidos. Para empezar, la modificación más importante en la nueva ITV no nos afectará a nosotros, sino más bien a los propios fabricantes.

Los fabricantes deberán presentar los datos técnicos de sus vehículos

A partir del próximo 20 de mayo de 2020, la Unión Europea empezará a obligar a las marcas a facilitar los datos técnicos necesarios para pasar una correcta inspección para aquellos vehículos fabricados a partir del 20 de mayo de 2018. La nueva normativa estipula que esta información tendrá que facilitarse por parte del fabricante en un plazo máximo de seis meses desde que el coche se matricule.

La electrónica de nuestro coche se mirará con lupa

Otro de los cambios que ha sufrido la ITV en 2020 es que ahora se va a poner una mayor atención en la electrónica del coche. Por ello, las instalaciones donde debemos pasar las inspecciones periódicas recibirán unos nuevos sistemas que podrán analizar el cerebro de nuestro coche. Con esto, se conocerán algunos datos como el estado del ABS, de la dirección asistida, de los airbags e incluso de emisiones.

Con esta nueva vigilancia de la electrónica de nuestro coche, los técnicos podrán cerciorarse de que ningún sistema haya sido manipulado. Por lo tanto, cuidado con las típicas reprogramaciones de centralita para ganar algo de potencia, puesto que ahora podrán detectarse y convertirse en un motivo para suspender la ITV.

Si suspendes la ITV, podrás ir a otro centro

La siguiente novedad a la hora de pasar la ITV en 2020 es que se podrá elegir el centro donde hacerlo libremente. Como antes, podremos ir a pasarla donde queramos, pero en caso de suspenderla, este cambio no nos obligará a volver al mismo, sino que podremos repetir la prueba en otro.

Podrás pasar la ITV antes

Si eres precavido, te gustará el siguiente cambio de la ITV, y es que ahora se permitirá adelantar esta revisión incluso un mes antes de que cumpla la fecha. Además, en caso de que el vehículo sea importado, no tendrá que pasar la inspección de forma inmediata, sino que se convalidará la que ya haya pasado en su país de origen.

Para que todos estos cambios en la ITV lleguen a buen puerto, la formación de los técnicos también mejorará. Para ello, recibirán unos cursos que pueden ser presenciales o a distancia en los que se les formará para que sepan adaptarse a las nuevas modificaciones.