El carnet de conducir está muy próximo a sufrir algunos cambios que afectarán, sobre todo, a su obtención

El carnet de conducir sufrirá algunos cambios este mismo año. Las modificaciones serán inminentes, ya que la Dirección General de Tráfico ha preparado ya un borrador del Real Decreto que tiene como intención modificar el Reglamento General de Conductores que regula la normativa.

Parece que será este verano, más en concreto en el mes de julio, cuando estas reformas comenzarán a ponerse en marcha. Estas modificaciones podrían haber llegado antes, pero las recientes elecciones generales celebradas en nuestro país han ralentizado todo el proceso.

Obtener el carnet de conducir será más difícil

El primero de los aspectos que sufrirá un cambio será a la hora de sacarse el carnet de conducir. Las tasas de los exámenes incrementarán sus precios: 92,20 euros para poder realizar las pruebas que nos permitirán obtener el permiso y otros 43.70 euros para obtener las licencias de conducción.

Otro de los cambios que afectará a los alumnos que estén en proceso de sacarse el permiso de clase B (turismos), es la obligación de asistir a la autoescuela un mínimo de ocho horas en concepto de clases teóricas. Este dato se convierte en un requisito indispensable para poder presentarse al examen teórico.

Además, el temario que los alumnos deben tratar para poder aprobar el examen incluirá nuevos contenidos o, en su defecto, una mayor extensión de los que ya había. Estos nuevos contenidos tratarán temas como el correcto uso de los sistemas de seguridad, el peligro que pueden llegar a tener las distracciones al volante o el consumo de alcohol y drogas. Además, también tienen cabida en este temario aspectos como las víctimas de los accidentes de tráfico y los colectivos más vulnerables en las carreteras, es decir, los ciclistas, los motoristas y los peatones.

Los exámenes se endurecen

Seguimos con las novedades para obtener el permiso de conducir de tipo B. Una vez estudiado el temario que hemos citado anteriormente, los aspirantes a conductores tendrán que lidiar con preguntas más complicadas en el examen, en las que podrán encontrar también contenido audiovisual. Además, en el examen teórico la criba será mayor: sólo se permitirá fallar el 10% de las preguntas, frente al 20% que se ha permitido hasta ahora.

En cuanto a la prueba práctica, el borrador del Real Decreto elaborado por la DGT afirma que, en caso de que el alumno no consiga superarla, deberá esperar un mínimo de 15 días para poder presentarse de nuevo. En caso de no pasar el examen una segunda o tercera vez, el tiempo de espera para el siguiente examen será de 30 días. A partir del cuarto examen suspendido, el periodo entre prueba y prueba pasará a ser de 20 días.

Se podrán conducir más vehículos con el permiso B de conducir

Los cambios que propone implantar la Dirección General de Tráfico no sólo afectan al momento de sacarse el carnet de conducir. Los poseedores del carnet de conducir de tipo B, al alcanzar dos años de antigüedad, podrán conducir vehículos destinados al transporte de mercancías cuya Masa Máxima Autorizada (MMA) esté entre los 3.500 y los 4.250 kilos.

Merece la pena destacar esta nueva modificación, puesto que hasta ahora, la licencia de tipo B permite únicamente conducir vehículos cuyo MMA nunca supere los 3.500 kilos y que estén homologados para llevar nueve personas en su interior como máximo.

En cuanto al permiso de conducir para motocicletas (AM, A1 y A2), también encontramos cambios que afectan al momento de obtenerlos. Las nuevas modificaciones estipulan que para presentarse a la prueba teórica habrá asistir a clases teóricas un mínimo de seis horas, donde se explicará la forma en la que se conduce de manera correcta una motocicleta.

Para hacer el examen práctico, se plantea que los examinados lleven obligatoriamente casco, guantes, botas, pantalón y chaqueta homologados para circular en vehículos de dos ruedas.