El Byton M-Byte viene de China y ha sido presentado en el Salón de Frankfurt para dar mucha guerra en el segmento de los SUV eléctricos.

Una nueva marca china ha llegado al Salón de Frankfurt para revolucionar el mercado con un nuevo SUV eléctrico, el Byton M-Byte. Este nuevo modelo está completamente listo para producirse y tiene el punto de mira puesto en el mercado europeo, por lo que pretende ser un rival low cost para el Audi e-tron o el Mercedes-Benz EQC. La ofensiva china en este aspecto es importante, puesto que el Aiways E5 también pretende dar mucha guerra en el mercado europeo.

El Byton M-Byte tiene la pantalla más grande del mundo

A principios de año, ya pudimos ver las pretensiones de la marca asiática, por lo que el diseño de la versión de producción dista muy poco de la del Byton M-Byte concept car. Lo que Byton ha decidido conservar es lo que más nos llamó la atención de ese prototipo, una brutal pantalla curvada de 48 pulgadas en el salpicadero, la más grande instalada en un coche. La compañía define a esta como una “Pantalla de Experiencia Compartida”.

Esta enorme pantalla permite a los pasajeros acceder a los servicios de conectividad y controles del vehículo. Sin embargo, el manejo no es desde la misma pantalla, sino que se hace desde una tablet de 7 pulgadas que está colocada en el centro del volante u otra situada entre los dos asientos delanteros.

Con tal cantidad de pantallas, esperamos que el nuevo Byton M-Byte disponga de asistente de control por voz o alguna otra ayuda, puesto que tanta superficie animada puede ser una importante distracción al volante. Sin embargo, el fabricante chino ha conseguido eliminar todos los botones para dejar lo esencial: volante y pedales.

El Byton M-Byte cuenta con un diseño atractivo y una autonomía eléctrica muy razonable

El Byton M-Byte mide 4,66 metros de longitud, aunque la marca se ha esforzado en que la habitabilidad sea realmente amplia. Esto es una premisa imprescindible en el mercado chino, y es que el coche ya tiene una buena cantidad de pedidos en su propio país.

El diseño exterior del Byton M-Byte es atractivo, con unas formas limpias y un techo descendente que le da un aire deportivo además de mejorar su eficiencia aerodinámica y, por ende, su eficiencia –algo imprescindible en un coche eléctrico-.

Dos versiones con autonomía de hasta 430 kms

El Byton M-Byte tendrá dos versiones: la primera cuenta con un motor eléctrico de 200 kW o, lo que es lo mismo, 272 caballos. Gracias a este, cuenta con 400 Nm de par y una autonomía de 360 kilómetros. En esta versión, la potencia se transmite de forma directa al eje trasero.

La segunda de las variantes será de tracción integral y montará dos motores que, en conjunto, desarrollan 300 kW, es decir, 408 caballos. Con estos, la fuerza de arrastre aumenta a los 710 Nm de par y su autonomía asciende a los 430 kilómetros.

La compañía asegura que, con un cargador de 150 kWh, el Byton M-Byte es capaz de cargarse hasta el 80% de su capacidad en tan sólo 35 minutos. Además, el concept car que pudimos ver a principios de año anunciaba que contaría con una autonomía de Nivel 3, aunque la marca espera que a finales de 2020, el Byton M-Byte tenga conducción autónoma de Nivel 4.

El precio del Byton M-Byte rondará los 45.000 euros, por lo que teniendo en cuenta el equipamiento que ofrece y su autonomía, es realmente tentador. Por tanto, tendremos que ver si realmente puede competir con los SUV eléctricos más premium del mercado.