Bugatti tiene en sus planes acompañar al Chiron con un nuevo modelo de 4 plazas, por lo que necesitan financiación para poder desarrollarlo.

El brutal Bugatti Chiron ha sido un éxito para la marca, puesto que incluso ha vendido ya las 30 unidades de la edición especial que estableció un récord alcanzando los 489 km/h y cuyo precio superaba los 3 millones y medio de euros.

Sin embargo, la marca quiere tener una mayor oferta en su gama, ya que actualmente el único modelo en su catálogo es el Bugatti Chiron. Según Stephan Winkelmann, CEO de la marca, la intención es crear un modelo de cuatro plazas para acompañar al espectacular biplaza en los concesionarios.

No se sabe si este nuevo modelo de cuatro plazas tendrá una altura elevada, es decir, si el fabricante va a sucumbir a la moda de los todocaminos y vamos a ver el primer SUV de Bugatti. Esto no es una novedad, puesto que ya hubo rumores de que la marca estaba desarrollando un SUV basado en el Lamborghini Urus.

Bugatti debe encontrar financiación para crear su modelo de 4 plazas

Sin embargo, Bugatti tiene un obstáculo principal a la hora de comenzar el desarrollo del nuevo modelo: la financiación. No debemos olvidar que la firma es propiedad del gigantesco Grupo Volkswagen, por lo que forma parte de la cartera de marcas de lujo del grupo junto a Porsche, Lamborghini y Bentley.

Sin embargo, todas estas marcas deben buscar financiación para desarrollar un nuevo modelo. Sin ir más lejos, Porsche tuvo que recurrir a una subvención denominada “Schuldschein” para financiar de manera parcial el desarrollo y la producción del recientemente presentado Porsche Taycan.

El fabricante tiene muy claro que la demanda de superdeportivos sigue siendo “alta”. Prueba de ello es que las 30 unidades del Bugatti Chiron Super Sport 300+ -la versión que marcó el récord de velocidad- se vendieron durante una cena que la marca hizo en su sede de Molsheim, Francia.

Sin embargo, parece que los eléctricos también cuentan con un enorme tirón comercial, algo que demuestra el hecho de que modelos como el Volkswagen ID.3 o el Porsche Taycan se están llevando todas las miradas en el Salón del Automóvil de Frankfurt.

Pese a esto, Winkelmann defiende que una versión eléctrica del Bugatti Chiron no funcionaría, puesto que su monstruoso W16 de 1.487 caballos es una de sus principales bazas. Sin embargo, el CEO de la marca sí que ve factible un nuevo modelo más terrenal cuyo precio fuera más asequible y que recurriera a la hibridación.

Además, Stephan Winkelmann jugó con la idea de que las marcas de superlujo del Grupo VW –Porsche, Bentley, Lamborghini y Bugatti-, puedan unir fuerzas para desarrollar proyectos conjuntos. El líder de la firma francesa afirmó al respecto que “si trabajáramos juntos, crearíamos algo único en la industria automotriz”.