Bridgestone nos presenta su nueva gama Blizzak LM005, un neumático de invierno que deberías tener en cuenta si vas a conducir con frecuencia sobre nieve y hielo.

En Top10motor lo tenemos muy claro. Si conduces habitualmente en zonas de climatología cálida, donde lluevo poco y raramente te vas a encontrar en situaciones con mucho frío o con nieve y hielo, lo mejor es elegir el neumático de verano que mejor se adapte a tu coche, a tu estilo de conducción y a tus necesidades.

Si te enfrentas solo de forma ocasional a condiciones climatológicas adveras, entonces los neumáticos All Season, o los neumáticos de verano con certificación invernal como los Michelin CrossCliamate, son una opción altamente recomendable. Puedes usarlos todo el año, sin tener que sustituirlos cuando cambia la estación. Y te aseguran la movilidad, al ser una alternativa legal (y más segura y más cómoda) a las cadenas.

Pero para los usuarios que conducen con frecuencia con temperaturas muy bajas, y se encuentran a menudo con carreteras nevadas o heladas, lo más seguro es recurrir a unos neumáticos de invierno, con marcaje 3PMSF y M+S. Y cambiarlos por unos de verano cuando acaba la estación invernal.

Bridgestone Blizzak LM005: máximo control sobre nieve y hielo

En este último caso, los conductores estamos de enhorabuena, pues las posibilidades de elegir neumáticos de invierno son cada vez más… y mejores.

Un claro ejemplo es Bridgestone, que acaba de presentar su nueva gama Bridgestone Blizzak LM005. Aseguran en la marca que en su desarrollo se han tenido en cuenta las experiencias de 20.000 conductores europeos que se enfrentan a los retos de la conducción invernal. Y aunque todavía no podemos opinar en primera persona porque no los hemos probado, los resultados del instituto independiente TÜV SÜD son reveladores.

Bridgestone ha comparado sus nuevos Blizzak LM005 con otros neumáticos de invierno, como los Continental WinterContact TS860, los nuevos Michelin Alpin 6, los GoodYear UltraGrip 9 y los Pirelli Cinturato Winter. Por resumir: en estas pruebas, los Blizzak LM005 se han mostrado los mejores al valorar el agarre sobre nieve y hielo.

También son, frente a sus rivales, los neumáticos de invierno con mejor clasificación en las pruebas de frenado y adherencia en curva sobre asfalto mojado. Esto les ha llevado a ser los primeros en conseguir la clasificación A en la etiqueta del neumático en la valoración de agarre en mojado para toda la gama, independientemente de la dimensión.

La tecnología que encierran los Blizzak LM005

Como casi siempre que un fabricante presenta un neumático nuevo, de lo poco que nos pueden contar (el resto es secreto), las mejoras llegan de la mano de nuevos compuestos y nuevo diseño de la banda de rodadura.

En los Bridgestone Blizzak LM005 el nuevo compuesto se ha bautizado con el nombre de Nano Pro-Tech, e incluyen un alto contenido en sílice, buscando mejorar el rendimiento en asfalto mojado y sobre nieve.

El secreto es conseguir un compuesto que mantenga sus propiedades cuando bajan las temperaturas sin que la goma se endurezca. Bridgestone consigue repartir este material de forma adecuada con una tecnología de mezclado selectivo que denominan “de nanorreacción”.

En cuanto a la banda de rodadura, se han aumentado los surcos en la zona de los hombros y en la parte central de la banda de rodadura. De esta forma se drena mejor el agua, mientras que el diseño en zigzag de las ranuras aumenta la adherencia al hacer que el dibujo trabaje mejor cuando se trata de agarrarse sobre asfalto con nieve. Para ello, los Bridgestone Blizzak LM005 utilizan microrranuras 2D en la zona central, y con diseño 3D en el hombro.

Los nuevos Bridgestone Blizzak LM005 se ofrecen en 116 medidas, para llantas de 14 a 22 pulgadas, cubriendo en el lanzamiento más del 90% de la demanda del mercado. En 2020, se añadirán a la gama más medidas.

Disponibles tanto para turismos convencionales como para SUV y para coches deportivos, otra ventaja adicional de los neumáticos de invierno Bridgestone Blizzak LM005 es que en las medidas más comunes se ofrecen también con la tecnología Run-Flat. Los neumáticos Run-Flat están diseñados para poder seguir rodando de forma segura sin aire tras sufrir un pinchazo, durante unos 80 km y a una velocidad máxima de unos 80 km/h.